Die Tageszeitung publica una crónica de su corresponsal en España Reiner Wandler en donde se hace eco de un escape en la central nuclear española de Ascó I. Explica que ha habido una “fuga de agua radioactiva procedente del circuito de refrigeración” y que “aún se desconocen los motivos del incidente”. El diario subraya también que no es la primera vez que esta central tiene problemas de seguridad.

La central de Ascó
(Foto: Flickr/Diario informe)

El diario aleman recoge como “en la central nuclear Ascó I, situada en el norte de España, se produjo el jueves una fuga de 25.000 litros de agua radioactiva procedente del circuito de refrigeración. La noticia no se dio a conocer hasta el fin de semana. En el edificio del reactor el líquido se encontraba a la altura de los tobillos, 14 trabajadores tuvieron que ser descontaminados.

Y destacan que “los operadores de la central explicaron que el agua sólo entró en contacto con el calzado y con la ropa de protección, ??y en ningún caso con la piel de los afectados??. Aún no se sabe qué ocurrió realmente. Lo único que se ha dado a conocer sobre el incidente es que una válvula se abrió ??de forma no deseada??. El Consejo de Seguridad Nuclear español (CSN) investigará el incidente?.

Die Tageszeitung contextualiza también la situación de la planta: ??los dos bloques Ascó I y Ascó II pertenecen a Endesa, empresa suministradora de electricidad. Ascó I se encuentra inactiva desde el 19 de marzo porque las barras combustibles tienen que ser cambiadas. Para los próximos días se esperaba la reconexión de la central nuclear a la red. Actualmente se encuentran en el recinto 1.200 operarios de Ascó y 1.200 miembros de otras empresas asociadas.

Y el texto apunta además que “no es la primera vez que Ascó da pie a titulares. En noviembre de 2007 se produjo una fuga de partículas radioactivas por el sistema de ventilación. Se vieron afectadas tanto las viviendas próximas como el río Ebro. Los operadores de la nuclear ocultaron este incidente durante meses. Endesa no reconoció la fuga hasta que diversas organizaciones de protección del medio ambiente tuvieron acceso a estas informaciones. Entretanto, docenas de clases de escolares habían visitado la central nuclear. Actualmente está en curso un proceso judicial contra los responsables?.

Print Friendly, PDF & Email