Cadenas de televisión como TVE, Antena 3, BBC o National Geographic se centraron en las ventajas y buscaron un acuerdo con la plataforma de video para capitalizar la difusión de sus contenidos, otras como Fox, Viacom o la francesa TF1 prefirieron recurrir a los tribunales. Ahora Telecinco ha decidido seguir esta vía con una demanda por “pirateo” para hacer frente al reto que supone para las televisiones convencionales la existencia de Youtube.

Según la cadena de televisión, el conocido portal de vídeos se está beneficiando por la explotación de unos derechos que no tiene. Paolo Vasile, consejero delegado de Telecinco, se ha mostrado muy duro con Youtube y considera que los gobiernos y la policía tienen que perseguirles igual que se hace con el top manta.

Imagen de previsualización de YouTube

Desde hace más de un año, Google propietaria de YouTube ha recibido muchas peticiones de cadenas para que retirará videos de sus respectivas programaciones “subidos” sin autorización. Ellos tratan de convencerles de que su plataforma es el mejor espacio para acceder al futuro mercado de videos en Internet y obtener ingresos publicitarios en la red. Existen además otras ventajas como la promoción de los contenidos -muchas cadenas han aumentado su audiencia gracias a las descargas- o el feedback de los usuarios.

Esto ha convencido a varias televisiones que han abierto un canal propio en el portal. Otras como Fox y la NBC optaron por crear una plataforma alternativa a Youtube, llamada Hulu Dance, para capitalizar ellos mismos las descargas de sus contenidos en la red. Algo parecido ha hecho TFI con la web de intercambio de clips We are talented (WAT) lanzada hace dos años. De hecho aunque la cadena francesa justifique su reciente demanda a Youtube por “tolerar” la piratería de sus contenidos, muchos creen que la verdadera razón es el perjuicio al crecimiento de WAT.

De momento Telecinco parece que ha apostado exclusivamente por la vía del enfrentamiento en los tribunales.

Print Friendly, PDF & Email