El diario británico asegura en un artículo que buques estatales españoles han “entrado ilegalmente en las aguas en disputa alrededor de Gibraltar” 178 veces en el último año, lo que provocó un “aluvión” de quejas formales a Madrid. Y citan voces conservadoras británicas que piden más firmeza a su gobierno contra España, planteando incluso confiscar barcos.

Gibraltar
(Foto: Flickr/Spanianytt)

El Daily Telegraph dice: “El número de incursiones ilegales en aguas británicas de Gibraltar entre noviembre de 2011 y finales de octubre de este año ha sido mucho mayor que en años anteriores, coincidiendo con la disputa sobre los derechos de pesca en la región. Según el Ministerio de Defensa. la Royal Navy respondió a 178 incursiones entre 1 de noviembre 2011 y 31 de octubre de 2012, pero sólo hubo 23 en 2011, 67 en 2010 y 26 en 2009. Sólo en julio de este año hubo 40 incidentes, una tasa de más de una al día.”

El texto añade: “El diputado tory Andrew Rosindell, presidente del grupo parlamentario de todos los partidos para los Territorios de Ultramar, dijo que era hora de que el gobierno  intensificara la presencia de la Royal Navy en las aguas que rodean Gibraltar y se adopte una postura más firme con los españoles.”

Citan a Rosindell asegurando: “Los españoles son cada vez más y más audaces en entrar en aguas soberanas británicas. Para ellos es otra forma de intentar hacer valer sus reclamaciones de soberanía, algo a lo que obviamente nos oponemos y desafiamos por completo. Ahora han llevado su suerte un poco demasiado lejos. Tenemos que demostrarles que no estamos dispuestos a tolerar ni siquiera la más pequeña de las incursiones. Deberíamos confiscar cualquier barco que entre en esas aguas”.

[Leer el artículo completo en The Daily Telegraph]

El Daily Telegraph es un diario británico fundado en 1855. Está considerado el diario conservador de referencia y suele defender posturas atlantistas y antieuropeas. Pertenece desde 2004 a los hermanos David y Frederick Barclay -considerados los dos hombres más ricos del Reino Unido en el sector de los medios y la publicidad- que también poseen la revista The Spectator y el diario escocés The Scotsman. Es el primer diario británico que creó una edición online en 1994. En marzo de 2012 su circulación fue de 576.378 ejemplares, la mayor entre los grandes rotativos británicos, excluyendo a los sensacionalistas.