“Escondido entre un gran Belén y un árbol de Navidad escasamente decorado, colocados ambos en el centro de Madrid se encuentra una máquina expendedora bastante especial. En las botoneras hay fotografías de botellas de leche, lentejas o arroz, una nueva estrategia para intentar dar respuesta al creciente número de españoles que precisan la ayuda de los bancos de alimentos”.

 


(Foto: Mensajeros de la Paz)

 

“Los transeúntes que pasan por delante de esta máquina solidaria -informa Ashifa Kassam- pueden insertar monedas y elegir cual de los 24 artículos proporcionados por el banco de alimentos quieren donar. Los productos cuestan entre 1 y 3 euros: 1kg de azúcar cuesta 1 €, y una docena de huevos, 2. La máquina devuelve una pequeña imagen que muestra lo que se ha decidido entregar a los más necesitados“.

La gente que pasa caminando, se detiene y mira con curiosidad. Se preguntan qué hace una máquina expendedora de tabaco colocada al lado de una iglesia“, explica Adrián Gutiérrez, coordinador de la campaña de la ONG española Mensajeros de la Paz. La mayoría de ellos se ríen cuando descubren lo que es. A continuación, suelen probar.”

Voluntarios vestidos con un chaleco amarillo fluorescente se mueven alrededor de la máquina, encantados de responder cualquier pregunta. ¡Arroz, leche, garbanzos!…, gritan cuando les piden sugerencias sobre qué comprar. La máquina, diseñada y donada por una empresa local, está bloqueada por la noche”.

Leer artículo completo en The Guardian