Martin Tonner del Berlingske Tidende considera en radiocable.com “extraño” que su gobierno quiera aplicar el agravante por proximidad a la Reina a los activistas de Greenpeace. Cree que lo que se persigue es más una “condena ejemplar” por dejar en evidencia la seguridad en una Cumbre que creían que podía darle mucho prestigio a Dinamarca. El corresponsal también revela que la noticia no ha tenido apenas repercusión en su país.

Martin Tonner

Martin Tonner explica que la noticia apenas ha sido recogida “en breves” por la prensa danesa. Pero le parece “extraño” que se aplique el agravante del Párrafo de la Reina. Asegura que en su país no existe el mismo tipo de respeto hacia la familia real que hay en España: “en Dinamarca siempre nos hemos reído de los Reyes”.

Cree que lo que realmente alarmó de la acción de Juan Lopez de Uralde y los activistas de Greenpeace fue el fallo de seguridad: “la policía, la gente encargada de la seguridad quedaron bastante en evidencia y en mi impresión quieren hacer un condena ejemplar para castigarles por el fallo de seguridad, más que por lo de la Reina”.

El corresponsal que vive en España considera que si hubiera una condena a los activistas, sería recibida en Dinamarca con “indiferencia, a no ser que les cayera una condena super fuerte”. Pero cree que “para lo que han hecho, veo imposible que reciban una condena de carcel incondicional”.

Explica que la acción de protesta tuvo repercusión en su momento, pero luego fue “eclipsada por lo que pasó. O mejor dicho lo que no pasó en la Cumbre. Porque se veía como un evento que podía darle mucho prestigio a Dinamarca, el protocolo de Copenhague, todo eso… Había unas expectativas y luego cuando al final no se decidió absolutamente nada, la gente pasó página”.

Print Friendly, PDF & Email