La decisión de RTVE de prohibir la emisión de corridas de toros por considerarlas demasiado violentas para los telespectadores infantiles ha sido recogida por gran cantidad de medios internacionales. Se destaca que la prohibición se enmarca como un problema de violencia contra los animales y que podría ser un “nuevo paso en la lenta agonía de la Fiesta nacional”. Aseguran que da esperanzas al movimiento antitaurino al tiempo que ha enfurecido a los taurinos.

Una corrida
(Foto: Flickr/Sylole)

El New York Times se hace eco de la noticia con el titular: “Citando a los niños como motivo, la televisión española prohibe las corridas”. En el artículo que firma Raphael Minder se dice que “la medida no supone una gran diferencia, porque RTVE dejó de transmitir en vivo las corridas de toros en 2006, en gran medida por razones comerciales y para centrarse en obtener eventos más populares como partidos de fútbol. Pero el manual de estilo de RTVE revisado consagra la prohibición de las corridas de toros como un problema de la violencia contra los animales y no como una decisión comercial.

The Guardian explica en un artículo de Giles Tremlett que “la emisora estatal española, TVE, ha prohibido la emisión en directo de corridas de toros, enfureciendo a los toreros y aficionados, ya molestos con la prohibición en la región de Cataluña”. Recoge además que “las televisiones propiedad de gobiernos regionales en Madrid y en otras partes seguirán dando corridas en vivo. Las emisiones estatales de las corridas de toros fueron utilizadas supuestamente en los momentos de tensión política por el Francisco Franco para detener las manifestaciones en las calles.”

The Daily Telegraph menciona en un texto de Fiona Govan que “aunque los ejecutivos de televisión han asegurado que no tienen nada contra la tauromaquia, la admisión de que el espectáculo es demasiado cruel o violento para que lo vean los niños ha dado esperanzas a los antitaurinos que creen que una prohibición a nivel nacional podría alcanzarse.”

The Times publica que “las corridas de toros prohibidas al ser consideradas por los responsables de la televisión demasiado violentas”. El texto de Graham Keeley apunta sin embargo que “las corridas de toros seguirán siendo retransmitidas por canales privados como Canal Plus y los canales públicos autonómicos”.

En Le Figaro analizan la cuestión en un blog y se preguntan si la prohibición es “censura o sentido común”. Además resaltan “una cosa está clara: los antitaurinos ganan terreno en España. Tras las Islas Canarias, Cataluña prohibió el 28 de julio de 2010 por una corta mayoría las corridas en su territorio… Una situación  paradójica. Al otro lado de los Pirineros, los aficionados a los toros ganan terreno, especialmente en el suroeste como por ejemplo en Dax o Bayona y en el sudeste de Francia, en Nimes.”

En el diario belga De Morgen explican que “La tradición ancestral de sacrificar los toros no es apta para menores, por lo que RTVE dejará de emitir las corridas. Se trata de un nuevo paso en la lenta agonía de la Fiesta Nacional. Este anuncio se produce seis meses después de la prohibición de celebrar corridas de toros en Cataluña y mientras los partidarios y detractores de esta tradición debaten en el Parlamento vasco sobre su posible prohibición. Según los observadores, la decisión de RTVE marca un lento vuelco en España, donde los defensores de los derechos de los animales parecen estar ganando la partida?.

En Gazeta Wyborcza titulan la información con un “La corrida en apuros”. El artículo de Maciej Stasinski señala que “La derecha española postula (hasta ahora, sin resultados) que el Senado reconozca la corrida como una herencia cultural. Los enemigos socialistas de las corridas han sido confundidos últimamente por su líder, el presidente José uís Rodríguez Zapatero, que ha declarado que si dependiera de él, no prohibiría las corridas n España?.

2 Replica a este post
  1. El pasado mes de mayo, el Partido Animalista PACMA se reunió con representantes de la televisión pública, solicitando que no se cediera a las presiones taurinas, que exigían a RTVE la retransmisión de al menos 10 corridas de toros al año. En esa misma reunión se solicitó por el contrario la emisión de programas divulgativos basados en el respeto a los animales.

  2. La Prensa internacional ha divulgado de manera amplia la sabia decisión de TV España de no transmitir más, el horrendo e infamante espectáculo de las corridas de toros, por ser nocivo para la mente de los niños y anticipa el inicio del fin de la crueldad contra los animales disfrazada de arte, cultura, fiesta, tradición, historia… y no se cuantas sandeces más. Guillermo Contreras M. Puebla, Puebla. México.