Julien Toyer, de la agencia Reuters explica en radiocable.com que lo aprobado el sábado supone, al igual que en los otros rescates, que: “habrá transferencia de dinero de una cuenta europea a una cuenta española y el que tendrá que responder es el Estado español”. El corresponsal, que fue quien avanzó la noticia el viernes, cree que la medida afectará a la deuda más que al déficit. Y destaca que yendo al fútbol, Rajoy ha descuidado la comunicación.

Julien Toyer

Julien Toyer explica “yo he pasado casi cuatro año en Bruselas, este es mi cuarto recate o no rescate y lo llames como lo llames, es un rescate. Yo entiendo lo que está tratando de hacer el gobierno, que juega con la semántica para tratar de venderlo de la mejor manera para sus intereses. Pero lo que no cambia es que hay una transferencia de dinero de una cuenta europea a una cuenta española y el que tendrá que responder por ese dinero es el Estado español”.

Y para saber en qué afectará a los ciudadanos cree que falta conocer los detalles. Clasifica a los bancos españoles en tres grupos: lo que están muy mal y necesitan inyección de dinero, como Bankia; los que tienen problemas, pero podrían solucionarlos solo con un prestámo y los que son más sólidos y no van a necesitar nada, como “Santander, BBVA y seguramente alguno más”. Destaca que en función del número de entidades en cada grupo, el gobierno elegirá qué tipo de préstamo hace: “y en algunos casos, el Estado incluso puede ganar dinero, ya que el banco devuelve la cantidad más los intereses. En la recapitalización que se hizo en Francia, Alemania y otros países en 2008, los estados ganaron dinero.”

El corresponsal apunta que los ciudadanos se podrían ver afectados en los casos de los bancos que hay que reflotar pero no se sabrá la cuantía hasta dentro de varios años. Y con el deficit ocurre lo mismo, resalta: “A corto plazo no se va a saber hasta conocer cuántos bancos necesitan un préstamo y cuántos inyección de capital , pero a nivel de deuda si que va a afectar. España va a tener que levantar dinero en los mercados para luego devolverlo a Europa. Y esto en algun momento se tendrá que reflejar en el balance español y lo tendrán que pagar los españoles. Esto es algo contable, lo presentes como lo presentes”.

Sobre el debate de la conveniencia de ir al futbol en un fin de semana que es “uno de los más díficles para el país en términos económicos”, Julien Toyer cree que pudo ser un error de comunicación: “das la imagen de celebración. Aunque sea normal celebrar un gol, a nivel de comunicación puedes tener problemas para explicar que el mismo día que pides ayuda externa, celebres y te interese por temas más ligegos. En Gran Bretaña o EEUU, tienen muy en cuenta estas cosas a la hora de hacer la comunicación, porque a veces una imagen vale más que mil palabras.”