http://www.spike.com/video/2421320

El film se llama “Copy Shop” y cuenta la historia de un hombre que trabaja en una fotocopiadora y se dedica a copiarse a sí mismo poblando el mundo con sus clones. Pero lo realmente innovador del video que firma el austriaco Virgil Widrich es que está hecho usando unicamente fotocopias. En concreto unas 18.000. Cada plano fue grabado con una cámara de 35mm y luego ampliado, fotocopiado y animadas por ordenador.

El corto dura 11 minutos y fue nominado al Oscar en 2002. Ahora gracias a Internet se ha recuperado y se está redifundiendo. (fuente: mira)

Print Friendly, PDF & Email