El hotel tubular

Se llama Das Parkhotel y es algo así como el paradigma de habitaciones tubulares… solo que los cilindros son de hormigón y provienen de desagües y alcantarillado. Eso si reformados para ser todo lo acogedor que sea posible. Incluso tienen una ventana. El hotel está situado en un parque de la ciudad de Ottensheim (Autria) a 190 km de Viena y está pensado más como recurso de hospitalidad que como negocio.

De hecho las comodidades como baños, duchas y zona de buffet se dan gracias a los servicios públicos del parque. Las reservas se pueden hacer online, y el precio lo pones cada uno ya que la política de Das Parkhotel es que se pague lo que se pueda (o lo que se quiera) a modo de donativo para poder seguir adelante con el proyecto.