No dejan de aparecer nuevos mundos virtuales. Vside, es un espacio similar a Second Life, como no podía ser de otra manera dado que su creador Daniel Huebner fue uno de los padres del mundo virtual de Linden Lab. Sin embargo aquí la música tiene un lugar preferente:

Vside tiene un enfoque más artístico, la estética es diferente y las relaciones se basan en los intereses musicales. Se puede tocar y componer de forma colectiva, pinchar discos para los amigos, organizar conciertos, formar grupos, crear instrumentos”, dice EL PAIS

Imagen de previsualización de YouTube

A pesar de que en Vside -a diferencia de Second Life- no se permite construir objetos, a este mundo virtual se le ha dotado de un diseño muy atractivo, para que la experiencia no desmerezca.

Los amantes de la música pueden relacionarse con otros avatares con los que compartan pasión, pero además, se podría decir que este mundo es un espacio de estilo “Apple”.

Al igual que sucedía en Second Life, aquí cada espacio tiene una música de fondo asociada. Al acceder con el personaje comienzan a sonar músicas de grupos conocidos. Además se ha incorporado Itunes Store para que en caso de que el avatar desee adquirir una de las canciones pueda hacerlo de de forma legal sin complicaciones.

La empresa Doppelganger, propietaria de este espacio, ha recibido 25 millones de dólares, según informa Tendencias21, de empresas de capital riesgo para su financiación:

“…El modelo de negocio consiste en acuerdos con grupos y discográficas emitir su música dentro de vside, anuncios de todo tipo, y alquiler de espacio a tiendas”…, -dice Tendecias21.

 

SU USO

La descarga del programa es un poco larga (135.841 Kb), pero es gratuita. De momento no existen los usuarios Premium. La personalización del avatar es muy simple y los movimientos sencillos de ejecutar. Sin embargo el hecho de que el espacio esté tan controlado -todo creado y gestionado por la empresa- limita mucho las posibilidades de este entorno virtual. Eso, que en principio, parece una buena noticia para que su uso pueda extenderse a los menores de edad, lo cierto es que hace que este mundo sea un poco aburrido.

Print Friendly, PDF & Email