Una botella de la Serie Oro de Aurum Red cuesta 25.000 euros, aunque en EEUU han llegado a pagar 45.000 euros. Está considerado el vino más caro del mundo y los produce en un pequeño pueblo de Cuenca, el vinicultor Hilario García, utilizando el ozono como ingrediente “secreto” y aplicando a sus vides varias técnicas innovadoras. El resultado es un vino más sano que tiene además la garantía de que nunca se avinagra y ha conquistado un nicho de mercado ultra exclusivo, tanto en España como en el extranjero.

(Foto: Flickr/Parivero)

Según ha explicado Hilario García a Cinco Días, la inspiración para crear estos vinos, le llegó tras padecer un grave problema de salud en 2004 que le obligó a recurrir a una innovadora terapia con ozono. Tras recuperarse e investigar las aplicaciones de esta sustancia en plantas y agua, decidió en 2009 abandonar su trabajo como asesor y lanzarse al mundo del vino, aplicando una técnica con ozono en la producción. Tanto las vides de Aurum Red como el agua con la que se riegan se tratan con ozono, para controlar las plagas en el primer caso y para enriquecerla energéticamente en el segundo. Además las tierras en las que han sido plantadas las cepas han sido elegida especialmente por su composición.

Y el otro factor que ayuda a su fama y su precio, es la exclusividad. Cada año sólo se producen 300 botellas de la Serie Oro, de las cuales apenas salen al mercado 150. El resto se guardan para antiguos clientes que quieran volver a adquirirlo más adelante. El precio del vino lo fija, según Hilario García, el mercado, aunque éste no deja de subir. En 2015, una de sus botellas costaba 17.000 euros. En 2017, el precio de venta ya estaba en 25.000.El 30% de la producción se queda en España, mientras que el resto se vende en distintos lugares del planeta.

Aurum Red produce asimismo una Serie Plata de que la se embotellan anualmente unas 6.000 unidades que cuestan unos 1.200 euros cada una, -aunque también se guardan la mitad- y un cabernet Sauvignon blanco.

 

Print Friendly, PDF & Email