Reiner Wandler de Die Tageszeitung, analiza en radiocable.com lo que ha supuesto en Alemania el gobierno de concentración o gran coalición entre la CDU de Merkel y los socialdemócratas del SPD ante los rumores de que PP y PSOE podrían estar barajando una opción similar en España. Advierte que esto “da estabilidad política pero pierde la democracia”. Y explica que en Alemania al no tener la oposición porcentajes suficientes no pueden existir las comisiones de investigación y sufre el control del gobierno desde el Parlamento.

Reiner Wandler asegura sobre el gobierno de coalición alemán “Me parece una experiencia bastante nefasta. En cuanto a la política probablemente da estabilidad. Pero pierde la democracia. Por una razón muy sencilla. Las Constituciones se hacen pensando en un bloque de gobierno más o menos fuerte, el 50% más algo o menos algo, y el resto es la oposición. Es decir que hay un equilibrio de fuerzas.”

Y apunta: “Ahora mismo en Alemania hay un problema muy grave: no existen ni comisiones de investigaciones ni los derechos parlamentarios que normalmente tienen los grupos a partir de cierto porcentaje del Parlamento, porque la oposición no suma estos porcentajes. Y esto es grave porque el control sobre el gobierno desde el Parlamento sufre.”

El corresponsal añade: “Pero esta lógica seduce a mucha gente, porque ahora mismo la democracia como tal no existe, porque mucho de lo que hacen los gobiernos, tanto aqui como en Alemania, es la lógica… ni siquiera de Bruselas, sino de los grandes bancos europeos. Mucho de lo que se ha visto en los rescates de Grecia o Portugal fue para sacar al Deustche Bank o los grandes banco franceses un poco del fuego”.

Reiner Wandler explica que en Alemania la coalición con la CDU sí ha permitido al SPD sacar el tema del sueldo mínimo: “Esto no existía en Alemania. Pero lo que han conseguido es un plan que se aplicará en el 2018. Por lo demás es algo que está salvaguardando los intereses de la banca y el capital.”

En cuanto a la posibilidad de que una opción similar se adoptase en España, asegura: “Visto ahora mismo, no parece fácil. Pero dependerá de quien dicte y quién se someta al dictado. No lo excluyo. De todas formas ahora mismo en España tenemos una política en donde el gobierno en las grandes cosas, salvo temas como el aborto o la Ley de Seguridad Ciudadana, no tiene oposición. Hay muchos grito al cielo, pero no una oposición fuerte. Cuando el escándalo de los sobres, la oposición pudo haber incluso derribado al gobierno, renunció”.

Y ante la posibilidad de que esta opción se conozca antes de ir a las urnas apunta; “En Alemania no se fue a las elecciones con esta idea. Mis padres que son votantes de todas la vida del SPD no recibieron muy bien, haber votado finalmente por Merkel. De estas opciones normalmente antes de las elecciones no se comentan, porque frargentarían más el Parlamento.”

Print Friendly, PDF & Email