El corresponsal de Die Tageszeitung analiza en radiocable.com el juicio contra las tres activistas feministas acusadas de ofender el sentimiento religioso por parodiar una procesión en Sevilla en 2014. Reiner Wandler considera que “sobra” en una democracia porque la libertad de expresión “debería estar por encima de todo”, especialmente cuando la Constitución fija una separación entre creencias y derechos políticos. Explica que en Alemania también existe el delito contra el sentimiento religioso pero se aplica cada vez menos y ya hay un debate para borrarlo del Código Penal. En este sentido señala que en España considera que se está viviendo “un momento muy delicado y se están cerrando cada vez más los campos de libertad individual y de opinión”.

Reiner Wandler asegura en referencia al caso del “coño insumiso”:”En una democracia, juicios como éste sobran. Por la sencilla razón de que debería estar por encima de todo la libertad de expresión u opinión y también la libertad de hacer crítica sana a la Iglesia.” Añade: “Creo que es un caso en el que ningún juez se puede sentir muy cómodo. Es un caso un poco extraño. Estamos en el siglo XXI, en un país en el que según la Constitución hay una separación entre las creencias y los derechos políticos”.

Explica que en Alemania también existe un delito parecido al de ofender el sentimiento religioso que se está usando contra las activistas feministas: “Está en el párrafo 166 y existe desde 1871. Pero se aplica cada vez menos. Aunque ha habido casos. Por ejemplo se sentenció a un año de cárcel a un pensionista que repartía papel higiénico con símbolos del Coran. Porque en Alemania no se ha aplicado solo contra una religión, sino también en ofensas contra el Islam”.

Pero el corresponsal resalta que hubo además un juicio hace dos años a otro pensionista que llevaba mensajes en la ventanilla de su coche críticos con la religión protestante “con un humor sarcástico muy fuerte” y fue condenado a 500 euros de multa, aunque tras la apelación fue absuelto. Y destaca: “Anteriormente en los años 60 y 70 hubo más casos, pero ahora cada vez menos. Y desde la sentencia al pensionista del coche, ha vuelto a empezar el debate sobre la necesidad de borrar este párrafo por completo del Código Penal.”

Con respecto a España, Reiner Wandler señala que ve “una crispación muy grande desde hace años. Si se mira lo que pasó con el matrimonio homosexual, con el aborto, con juicios sobre libertad de opinión a raperos, etc. aunque no fuera por religión, sino por la ley antiterrorista… Pero me parece que estamos en un momento muy delicado y se están cerrando cada vez más los campos de libertad individual y de opinión”.

Reiner Wandler es corresponsal en España desde 1993. Trabaja para el alemán Die Tageszeitung y también para el austriaco Der Standard y los suizos Sonntagszeitung y Basler Zeitung. Es además fotógrafo y sus imágenes han sido publicadas en medios como Der Spìegel, Berliner Zeitung, Frankfurter Rundschau o El Periódico de Catalunya. De España ha escrito sobre Podemos, el impulso a las renovablespeligro de la apuesta por el petróleo o la Ley Mordaza, que ve como el fin de las principales libertades democráticas. Y ha criticado que Europa buscara en Ceuta la “seguridad fronteriza a cualquier precio“. el cierre del Hospital Carlos III que era puntero en la lucha contra el Ébola y otras enfermedades o los problemas del mercado laboral y la baja retribución de jóvenes con buena formación. 

Print Friendly, PDF & Email