“Según me metía en la cama aparecieron dos policías en casa y me dijeron que si podía acompañarles”, así comienza Willy Toledo la rocambolesca historia que le ha llevado a pasar la noche en los calabozos de Moratalaz.

La primera noticia la conoció por la radio cuando algunos medios afirmaban que se encontraba detenido por destrozar un bar. Incluso llamó personalmente diciendo que no era cierto. No fue detenido hasta la noche siguiente.

 

“Según me metía en la cama aparecieron dos policías en casa y me dijeron que si podía acompañarles (…) Me dijeron que saldría en un par de horas, pero pasé la noche allí. A las 7 de la mañana nos llevaron a los calabozos de Pza. de Castilla. (…) Presté declaración a la una de la tarde y al cabo de una hora me llegó el auto del juez en el que dice que no hay pruebas, que es la denuncia de un particular, que la policía no ha iniciado ningún tipo de diligencias y que, por tanto, no caben medidas. El demandante tiene ahora tres días para recurrir. Es libertad sin fianza ni cargos.”

El actor Willy Toledo describe en radiocable.com “Me he pasado 20 horas en un calabozo por culpa de hechos que no he vivido? :

“Lo único que yo ví en los piquetes de lavapies es que la gente salía de los bares voluntariamente y los dueños cerraban los bares. Ni siquiera estuve mucho rato porque al día siguiente tenía que madrugar porque iba a los piquetes de los rodajes, de platós de televisión y rodajes de cine. “

“No estoy sorprendido por lo que se ha publicado. Estoy acostumbrado a los ataques contra mi persona y a ver como ciertos medios de comunicación publican como prueba irrefutable de que soy un salvaje y un vándalo  la denuncia de un señor que me acusa de eso. Desde el momento en que una denuncia  es la prueba clara de que se ha cometido un delito..pues a donde vamos. Y eso lo han publicado varios medios…”

 

Print Friendly, PDF & Email