El diario estadounidense señala en un editorial que la política de partidos determinó y ha impedido el proceso de rescate de la entidad española. Apuntan que la burbuja y la crisis tienen sus raíces en los estrechos vínculos entre política y finanzas y que España verá más “desastres” como el de Bankia hasta que esto se solucione.

Logo de Bankia
(Foto: Flickr/Bankia)

El Wall Street Journal asegura: “Bankia, la cuarta entidad española y tambaleante emblema de la crisis bancaria del país, ha sido suspendida del índice Ibex 35 tras el anuncio de la pasada semana de que el banco tiene un valor líquido negativo de 4.100 millones de euros. Sus acciones operan a menos de la quinta parte de su precio de debut en 2011 y los tenedores de acciones preferentes del banco amenazan con acciones legales por las pérdidas que han de asumir según lo establecido en el rescate del banco respaldado por la Unión Europea.”

Y resaltan: “Cuando Madrid anunció en mayo pasado que Bankia necesitaba un rescate para reparar la mayor pérdida anual en la historia bancaria española, pocos dudaron de quela entidad todavía protagonizaría titulares ocho meses después. La verdadera revelación de esta infeliz saga es el grado en que la política ha ido dando forma y obstaculizando el proceso de rescate.”

El texto concluye: “Bankia es un recordatorio de como la burbuja inmobiliaria de España -y la crisis bancaria que es su consecuencia-, tenían sus raíces en los lazos entre gobierno y finanzas. Hasta el crash, las cajas de ahorros española eran instituciones estrechamente vinculadas a los gobiernos regionales y las juntas y reguladores bancarios estaban copados por miembros de partidos dispuestos a pasar por alto los excesos de los prestamistas inmobiliarios. España verá más desastres como el de Bankia hasta que estos vínculos estén totalmente erradicados.”

[Leer el artículo completo en The Wall Street Journal (pago)]

Wall Street Journal es un diario estadounidense fundado en 1889 que publica Dow Jones & Company, una division de News Corporation que pertenece desde 2007al magnate australiano Rupert Murdoch, que también controla Fox News y el británico The Times. Se le considera la biblia de la información financiera. Su tirada en marzo de 2012 fue de 1.566.027 ejemplares en papel y 552.288 suscriptores on line, lo que deja una circulacion total de 2.118.315, la mayor de EEUU. Su línea editorial es conservadora y radicalmente a favor de la libertad y el libre mercado, aunque un estudio de 2004 aseguró que sus noticias eran más liberales o progresistas que las del NYT o NPR. El WSJ fue el primero en publicar información sobre los abusos financieros en Enron o el escandalo de las stock options.