El prestigioso diario estadounidense recoge la posibilidad de que Mariano Rajoy trate de acelerar el saneamiento del sector financiero español con medidas agresivas como la creación un “banco malo”. El Wall Street Journal explica que una actuación así podría costar hasta 100.000 millones de euros y “romper las finanzas del país”. Aunque también aseguran que el riesgo de no actuar podría ser mayor.

Mariano Rajoy
(Foto: Flickr/Partido Popular)

El Wall Street Journal asegura: “el primer ministro entrante español, en un intento de sanear el sector bancario del país en crisis, está considerando planes de limpieza que podrían empequeñecer el coste de los esfuerzos anteriores, incluyendo la creación de un “banco malo” financiado por el Estado para adquirir activos tóxicos o un movimiento para obligar a los bancos a incrementar drasticamente sus reservas para préstamos incobrables, segun han revelado personas cercanas.”

“El primer ministro electo, Mariano Rajoy ha dicho que quiere acelerar el proceso de hacer frente a 176.000 millones de euros por la alteración de activos inmobiliarios de la burbuja en España… Los activos tóxicos están interrumpiendo el flujo de crédito y haciendo que los inversores internacionales desconfien de la cuarta mayor economía de la zona euro” recogen.

El diario apunta eso si que “una respuesta más agresiva no será barata. Los analistas estiman que una solución rápida, como la creación del banco malo u obligar a los bancos a aumentar drásticamente sus reservas para préstamos incobrables asi como el suministro de capital del gobierno para apoyarlos, podría costar al estado español hasta 100.000 millones de euros. Esa suma hace temer que el esfuerzo podría romper las finanzas del gobierno, como sucedió con el gobierno irlandés cuando recapitalizó sus bancos y explotó su déficit al 32% del PIB en 2010.”

“Sin embargo, un creciente coro de economistas y responsables políticos creen que los riesgos de no actuar con decisión ahora son aún mayores. Una nueva recesión podría aumentar el stress sobre los bancos y las preocupaciones de los inversores sobre los problemas de deuda en la zona euro amenazan con hundir la moneda común” aseguran.

“Los esfuerzos previos de limpieza del gobierno saliente del primer ministro socialista José Luis Rodríguez Zapatero se quedaron cortos, en gran parte debido a que fueron diseñados para repartir el costo en el tiempo y evitar un gran golpe de una sola vez a las finanzas del gobierno.”

El texto además subraya: “no se espera que el señor Rajoy revele públicamente sus planes para hacer frente a la caída del boom de la vivienda antes de tomar posesión de su cargo en torno de 19 de diciembre. Sin embargo, algunas personas cercanas a la situación dicen que la manera más rápida para hacer frente al problema sería la creación de un banco malo que compre los activos deteriorados de los prestamistas a precios reducidos. Esto obligaría a las instituciones a reconocer pérdidas. También es probable que suponga un perjuicio para sus ratios de solvencia y requieran más fondos para reforzar sus bases de capital.”

Print Friendly, PDF & Email
1 replica a este post
  1. Con los impuestos de los embagados que se quedan en la calle, rescatamos a los bancos para que no les cause ningún problema el haber embargado a la gente y no pierdan dinero. Así que pagamos los creditos, nos embargan porque no podemos pagar y con nuestros impuestos pagamos a los bancos que nos han embargado para que puedan seguir embargando y no pierdan dinero por dar hipotecas a precios que ellos mismos han tasado. Cojonudo, fijo que así salimos de la crisis.