El diario estadounidense sostiene en su editorial que la rebaja de tipos de interés del Banco Central Europeo y la relajación de la política monetaria solo ayudarán a la zona euro si los políticos hacen las reformas estructurales que no se deciden a acometer. De hecho advierte que las medidas de Draghi pueden volver a “servir de excusa” a la clase política para eludir su responsabilidad ante los obstáculos estructurales. Y pone como ejemplo a seguir los recortes de impuestos que aprobó el gobierno español recientemente.

Wall Street Journal señala que no se puede decir que Mario Draghi no esté “haciendo su parte”. Y destaca que el presidente del Banco Central Europeo ha cumplido una vez más las súplicas de los políticos europeos con otra ronda de recortes de tipos y la promesa de una mayor flexibilización monetaria. Pero señala: “Lástima que los políticos sigan usando al señor Draghi como una excusa para eludir su responsabilidad de aprobar reformas en favor del crecimiento”. Destaca que las economías europeas están asediadas por el envejecimiento de la población, los altos impuestos, las regulaciones sobre las empresas y los estrictos mercados laborales y considera que Draghi “entiende esto” y por eso pide reformas “ambiciosas e importantes”.

El editorial cree que con las nuevas medidas los políticos tienen otra excusa para retrasar la acción igual que cuando Draghi prometió comprar bonos en 2012. También dice que existe el peligro de que Europa interprete la apertura del BCE de estímulo fiscal como excusa para más gasto público. Esto tendría sentido, dice, si los políticos siguen con recortes de impuestos en favor del crecimiento como hizo España. Pero advierte que otro estallido de gasto gubernamental no estimulará el crecimiento y sólo dejará a la zona euro a expensas de más austeridad recaudatoria en el futuro. Y afirma: “El principal problema económico de Europa es una clase política que no quiere hacer frente a los obstáculos estructurales al crecimiento. A Draghi se le piden milagros que no puede hacer.”

Wall Street Journal es un diario estadounidense fundado en 1889 que publica Dow Jones & Company, una división de News Corporation que pertenece desde 2007 al magnate australiano Rupert Murdoch, que también controla Fox News y el británico The Times. Se le considera la biblia de la información financiera. Su tirada en 2013 fue de 1.480.000 ejemplares en papel y 898.102 suscriptores on line, lo que deja una circulación total de 2.378.827, la mayor de EEUU. Su línea editorial es conservadora y radicalmente a favor de la libertad y el libre mercado, aunque un estudio de 2004 aseguró que sus noticias eran más liberales o progresistas que las del NYT o NPR. El WSJ fue el primero en publicar información sobre los abusos financieros en Enron o el escándalo de las stock options.

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)