Muntazer Al Zaidi lleva en prisión desde que lanzó el pasado 14 de diciembre sus zapatos al presidente de EE UU, George Bush. Su juicio previsto para el 31 de diciembre se ha retrasado y no está claro cual será su destino. Sin embargo su abogado suizo, Mauro Poggia, ha asegura en el diario La Tribune de Geneve, que ha iniciado los trámites para pedir asilo político en Suiza una vez que sea liberado.

Muntazer Al Zaidi lanzando su zapato a Bush
(Foto: Flickr/Call me Ishmael)

Desde el incidente, el periodista teme por su seguridad. “Aunque muchos iraquíes han apoyado su gesto, está a merced de extremistas de todo pelaje y de otros que quisieran hacer de él un martir del sufrimiento de todo un pueblo. No podrá volver a trabajar como periodista sin sufrir enormes presiones”, ha declarad el abogado. Por eso Poggia ha explicado que va a escribir al Ministerio de Asuntos Exteriores federal para pedir a Suiza que le de asilo político. Incluso considera que una vez instalado en Ginebra, Muntazer Al Zaidi podría trabajar como periodista en Naciones Unidas.

Con respecto al futuro procesal de su cliente, el abogado suizo estima que debería ser juzgado con bastante rapidez y recibir una pena con posibilidad de remisión condicional. Y cree que el procedimiento judicial se desbloqueará después de la investidura del nuevo presidente Barak Obama.

Mauro Poggia también ha revelado que el periodista no se arrepiete de su gesto: “Si pudiera volver atrás en el tiempo, volvería a hacer lo mismo”.

Imagen de previsualización de YouTube
Print Friendly, PDF & Email