BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

El 21 de marzo de 2003, miles de ciudadanos salieron a protestar por todo el país contra la invasión de Irak. Los incidentes fueron múltiples y sonrojantes y la actuación policíal, una vez más, desmedida. Entonces gobernaba Aznar.

Tras una de las cargas policiales, un vídeoaficionado captó la siguiente escena: una mujer increpaba a los agentes por la brutalidad empleada, mientras sus acompañantes esperaban a una ambulancia. Había una persona tendida en el suelo.

Uno de los policías, sin mediar palabra, se dirigió a la mujer que le había increpado y le propinó un brutal golpe seco que la dejó en el suelo, ante la perplejidad de sus amigos.

Imagen de previsualización de YouTube

El vídeo tuvo una enorme difusión por Internet, -vía mail, básicamente, pues youtube no nació hasta 2005- y fue finalmente emitido por Localia y por Telecinco.

El ministerio del Interior, forzado por la presión, anunció una investigación. Diez meses depués se resolvió el expediente, según reveló la Cadena Ser.

El agente, protagonista de la brutal agresión, fue sancionado con tan solo cinco días de suspensión y sueldo, la sanción mínima. Y eso que el acto se produjo ante una cámara.

“Otra manifestante herida en una pierna en otra carga policial no ha podido tener la satisfacción de ver como se sanciona a su presunto agresor. El caso, llevado por la vía penal, se ha archivado porque el juzgado de instrucción numero 25 de Madrid no ha podido identificar al agente antidisturbios responsable de los hechos” -decía la misma noticia

¿Cuantas actuaciones similares quedan lejos de los focos durante una carga? Claro que no se puede hacer de estos casos una causa general contra la policía, pues muchos de ellos cumplen con su trabajo de forma honesta, seguramente. Sin embargo mientras no se castiguen con contundencia los excesos, la impunidad seguirá caracterizándolos. Y mientras los responsables políticos sigan marchándose de rositas nada cambiará.

Ayer volvió a pronunciarse Dolores Carrión, la delegada del gobierno en Madrid, tras la nueva agresión captada por las cámaras. Cree que las cargas fueron “proporcionadas” salvo en casos “aislados”. Interior, ayer como entonces, ha anunciado que investigará los hechos. Pero ¿debemos prevér el mismo resultado?

Dolores Carrión fue un nombramiento del Presidente del gobierno por lo que pocos en el gobierno se atreven a pedir su cese abiertamente. Sin embargo Carrión ha dado muestras suficientes de su incapacidad para gestionar ese departamento. Si el gobierno no la cesa, estará legitimando esa impunidad en la que se ven algunos policías, pero, también, estará evocando los peores recuerdos del final de la legislatura de Aznar y dando la razón a quienes dicen que, al final, unos no se diferencian tanto de los otros.

 

Print Friendly, PDF & Email
5 Replica a este post
  1. Me encanta leer u oir esa tipica salida de algunos que justifican la violencia que dice que esta es potestad exclusiva del estado, parecen olvidar dos cosas.
    Uno que la violencia es propia de la naturaleza humana por lo tanto no se puede tener exclusiva alguna, cualquier individuo es capaz de ejercer la violencia si lo cree justificado.
    Segundo el estado no es mas que el mecanismo regulador de la voluntad del pueblo y es este el que le da sus facultades, si el pueblo o una parte suficiente de este se alza violentamente el estado queda deslegitimado… y aqui esta la prueba, una cantidad suficiente de gente se moviliza contra los representates, y si para mi es violencia, una forma de violencia suave, comparable con la violencia verbal o incluso menor, pero violencia ya que conlleva un enfretamiento contra las decisiones, comentarios o actos de los politicos y como responde el estado utilizando la violencia, pero ¿puede? ¿debe hacerlo? Rotundamente no, un estado no puede reprimir violentamente a un conjunto de ciudadanos que estan protestando. ¿No aprenden de lo que ocurre en otros lugares? Si en lugar de un par de magullados hubiera habido un muerto esto se hubiera convertido en una guerra civil, ¿No se dan cuenta de que su labor es escuchar esas protestas y actuar en consecuencia en lugar de perpetuar su poder? Enfin perdon por el rollo, solo necesitaba desahogarme.

  2. es una vergüenza que en un presunto estado de derecho la policía agreda a los ciudadanos. Todavía peor es que exista gente que justifique la existencia de la policía en un presunto servicio a los ciudadanos

  3. Ana González Fernández
    Creo que esto es previo a la agresión, porqué no la identificaron y la detuvieron en este momento???…..aunque los increpara, justifica la agresión que recibió despues de este energúmeno ??

    WYD_Spain_Pope_005.jpg | Gabriel Pecot
    gabrielpecot.photoshelter.com
    Madrid, Thursday , August 18, 2011. Riot police officers clash with demonstrators following a protest against the next Pope Benedict XVI visit in Madrid
    Hace 9 minutos · Me gusta · · Compartir

  4. Ya antes de esta carga policial he oido declaraciones de la Delegada del Gobierno que la incapacitan para el cargo, es mas, creo que jamás ha estado capacitada para ello, ni para mucho menos.
    Es verdad que algunas de las personas elegidas por Zapatero no dan la talla ni con mucho. Me estoy acordando de la vergüenza sentida al oir a la portavoz del Gobierno en la mediación de Empresarios-Sindicados y que no recuerdo ni su nombre. Ni falta que hace: era aquélla que salía a decir: No sé de lo que hablaron pero no pero si.
    Si eso es potenciar la igualdad, no me extraña el desenlace que están teniendo estos desaciertos.