La Corporación Nacional del Cobre de Chile (Codelco) ha roto de forma anticipada al contrato para la construcción de una carretera que Sacyr se adjudicó en 2012.  La decisión se debe, según la empresa estatal chilena, al “incumplimiento de contrato fundado en importantes atrasos y sobrecostes en la ejecución de la obra”.

Tras los problemas en el canal de Panamá se trata de un nuevo varapalo para el prestigio de la constructora española que ha sido recogido por medios españoles y chilenos como El Tipógrafo o Pulso. Se da además la circunstancia de que Sacyr acaba de trasladar a Chile su dirección de Concesiones ante la perspectiva de expandirse en este país y el resto del continente latinoamericano.

(Foto: Flickr/Trackrecord)

El camino Maitenes-Confluencia es una obra vial de acceso al Proyecto Nuevo Nivel Mina El Teniente. El contrato de 155 millones de dólares (115 millones de euros) fue ganado por Sacyr en noviembre de 2012 y tenía que estar acabado en 2015.

Codelco ha justificado la rescisión del contrato asegurando que, “si no se tomaba esta determinación, el costo final de la carretera habría sido más del doble del licitado originalmente”. Añade que “no puede aceptar estos rendimientos, como tampoco pagará sobreprecios no razonables”. Y además cuestiona la seguridad de la obra: “Otro factor considerado en la decisión es el desempeño deficiente en seguridad de Sacyr durante la construcción de estas obras. En septiembre del año pasado ocurrió un accidente fatal que costó la vida a un trabajador subcontratista de la empresa constructora” asegura la corporación chilena.

Print Friendly, PDF & Email