Aurelie Chamerois cree que el registro de la sede de Convergencia por la fiscalía anticorrupción es una “imagen potente”, pero duda de que tenga un gran impacto en las elecciones del 27S. La corresponsal en Barcelona del canal francés BMFTV asegura en radiocable.com que en Cataluña la gente ya no se fía de Convergencia y, desde el caso Pujol, se tiene claro que es un partido con corrupción, pero sostiene que  para quienes van a votar a la lista Junts pel si, lo más importante es que siga el proceso independentista. Además advierte que Artur Mas puede no ser el presidente en caso de victoria de la lista: “No es cabeza de lista, la mayoría de la candidatura es de izquierdas y ahora si se añaden los casos de corrupción, no creo que sea seguro que Mas vaya a ser presidente.”

Aurelie Chamerois sostiene que la investigación y el registro contra CDC “era algo esperado, pero que haya sido poco antes de las elecciones sí ha sido un poco una sorpresa. Aunque para el votante, desde que hubo el caso Pujol, la gente aquí en Cataluña ya no se fía mucho de Convergencia. Ello están tratando de justificarlo y decir que es por las elecciones, pero al final lo que la gente va a recordar es que la fiscalía anticorrupción ha entrado en la sede de Convergencia. Y es una imagen bastante potente.”

Aunque sobre el posible impacto en las elecciones apunta: “No creo que tenga demasiado impacto porque la lista de Junts pel si no es una lista de Convergencia. De hecho, Convergencia ya tiene la imagen de corrupta y la lista, en mi opinión, es un poco para taparla. Así la gente que vota la lista unitaria, no vota a Convergencia, sino a una lista independentista y ya está. Yo creo que la gente ya se ha cansado de Artur Mas, de Convergencia y del independentismo. Pero la gente que va a votar a la lista Junts pel si, es porque para ellos lo más importante es el proceso.”

La corresponsal añade: “Y es complicado porque no es muy seguro que al final, aunque ganen, Artur Mas sea el presidente. En Cataluña se habla mucho de Raul Romeva. La mayoría de los votantes tienen claro que Convergencia no es un partido fiable. Que desde el caso Pujol se sabe que hay problemas de corrupción y forma parte de los viejos partidos que la gente ya no quiere. Algún votante se puede desanimar, pero no la mayoría. Los que quieren que el proceso siga adelante, van a votar a esta lista.

En cuanto a si está calando la idea de que Convergencia es perseguida, Aurelie Chamerois asegura: “La gente ya no se lo cree demasiado. Se es consciente de que hay algo de espectáculo mediático, pero no es solo espectáculo. Es que detrás hay algo: sospechas, corrupción, casos… es que realmente, el caso Pujol ha hecho mucho daño y la gente ya lo sabe.”

La periodista francesa insiste además en que no está tan claro que el presidente, en caso de victoria, vaya a ser Artur Mas: “No es cabeza de lista, no está dando muchas entrevistas y la mayoría de la gente de esta candidatura es de izquierdas. Y si se añaden estos casos de corrupción, no creo que pueda asegurar que Mas vaya a ser el presidente. Es lo que dicen, claro, pero habrá que ver tras el voto, qué mayorías hay, qué alianzas… Yo no creo que lo tenga seguro.”

Print Friendly, PDF & Email