No es la primera vez que los periodistas extranjeros denuncian las presiones que reciben de una bando y del otro cuando abordan la cuestión de la independencia catalana en sus artículos, pero Guy Hedgecoe, que escribe para The Irish Times, la BBC o The Politico, ha vuelto a insistir en ello con un texto en The Corner. Denuncia la dificultad que tienen los corresponsales internacionales para tener una visión clara sobre el conflicto, porque hay demasiado ruido y furia en los dos bandos. También critica que unos y otros afirmen con rotundidad visiones y análisis contradictorios. Especialmente porque señala que sobre Cataluña hay mil matices en distintos asuntos “y muy pocas respuestas fáciles”.

Guy Hedgecoe se hace eco de la “leyenda” que dice que el departamento de prensa de la Generalitat tiene dos listas de medios extranjeros: los que están a favor de la independencia y los que no. Y aunque apunta que no tiene constancia de que esto sea real, cuando tiene que escribir sobre Cataluña no puede evitar tener esa sensación y denuncia que su trabajo se ha convertido en una “tarea peligrosa”. Se queja de que los españoles monitorizan con especial atención lo que escribe la prensa extranjera sobre la cuestión catalana y muchos utilizan sus textos como apoyos para validar sus puntos de vista o como confirmación del “sesgo ignorante” del periodista y el medio.

El corresponsal pone como ejemplo un reciente artículo de The Economist que originó una “típica” respuesta con comentarios que iban desde la “estupefacción” hasta denunciar su “miopía nublada por la centralista prensa de Madrid”. Hedgecoe apunta que él mismo también ha vivido respuestas de ira similares siendo acusado tanto de “centralista incondicional” como de “pro-independentista extremo”. Pero señala que el problema para un corresponsal es que resulta muy difícil tener un visión clara del tema catalán a causa del ruido y furia que lo rodea, ya que ambos bandos desdeñan al otro y sostienen argumentos contradictorios.

Cita como ejemplo que Puigdemont afirma con rotundidad que una Cataluña independiente no saldría de la UE, mientras Inés Arrimadas defiende exactamente lo contrario. Advierte de que en la cuestión de Cataluña hay dos bandos opuestos a los que hay que escuchar y entremedias miles de matices en asuntos como comercio, deuda, pertenencia a la UE o justicia… pero advierte de que en ninguno “hay apenas  respuestas fáciles”.

Curiosamente, el articulo ha sido retuiteado por Martí Estruch, el responsable de prensa de Diplocat, el departamento de diplomacia en el exterior de la Generalitat, con el mensaje a Hedegecoe: “Estás en mi lista de aquellos a los que siempre merece la pena leer”. A lo que el corresponsal ha respondido: “Ha! Todo un cumplido… simplemente mantenme fuera de esas listas”

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email