El editorial del Financial Times

El diario londinense publicó un duro editorial bajo el título “La elección española” en el que analiza los próximos comicos del 9M arremetiendo contra los políticos españoles, especialmente los del PP. Califica a Mariano Rajoy de “lider apagado, que no ha sabido sacudirse la sombra de Aznar”. Y afirma que los líderes populares “no han completado el viaje desde sus orígenes franquistas hacia un centro-derecha moderno”.

Editorial: ??Las opciones que tiene España?. Subtítulo: Polarizada entre una derecha premoderna y una izquierda poco estimulante?.

??La campaña de las elecciones generales españolas está alcanzando ahora su clímax y ha sido un espectáculo descorazonador. Con el telón de fondo de una economía debilitada por el final de los créditos baratos y una fuerte corrección en mercado inmobiliario, los contendientes parecen estar intentando comprar o atemorizar a los votantes españoles?.

 

??En lugar de actuar como oposición parlamentaria, el PP ha tratado de impugnar constitucionalmente las principales iniciativas de los socialistas, en lo que fue un esfuerzo para paralizar el gobierno. Mariano Rajoy, su mediocre líder, no ha logrado salir de la sombra de José maría Aznar, expresidente del gobierno, y se ha confabulado con la jerarquía católica en una histérica campaña que pone en duda la legitimidad del gobierno. José Luis Rodríguez zapatero, presidente del gobierno, ha estado desalentador. Gestionó con competencia la macroeconomía, pero hizo poco en cuanto a los puntos flacos estructurales con un escaso crecimiento de la productividad, una débil base tecnológica y un enorme déficit en cuenta corriente. Se ha autofelicitado por las perspectivas económicas, al igual que tuvo excesiva confianza en llegar a un acuerdo con los separatistas vascos de ETA?

 

??Resulta revelador que el PP esté depositando sus esperanzas de victoria en que los votantes socialistas se queden en casa; el intento de Aznar de presentar los atentados de Madrid de 2004 como obra de ETA, a pesar de que las pruebas apuntaban a que era obra de jihadistas, le hizo ganar a Zapatero tres millones de votos adicionales. Es igual de revelador que los socialistas no parezcan tener confianza en que aún puedan contar con ellos?.

Con respecto a la contienda y a la campaña en sí, el Financial Times lamenta que los dos grandes partidos parezcan “estar intentando o asustar o sobornar a los votantes españoles”. José Luis Rodríguez Zapatero, por su parte, es calificado como “aburrido”. Y aunque destacan su política social orientada a crear un sociedad “decente y tolerante”, critican la baja productividad y elevado déficit por cuenta corriente español.

Una información de este periódico británico ha protagonizado el último fin de semana de la campaña electoral. En una entrevista con Leslie Crawford, su corresponsal en España, el secretario de comunicación del PP Gabriel Elorriaga, aseguraba que su estrategia consistía no tanto en atraer y convencer a los electores socialistas para lograr su voto sino en conseguir que se quedaran en casa creando “suficientes dudas sobre la economía, la inmigración y los nacionalismos”.

El político popular negó después haber realizado estas manifestaciones, pero Leslie Crawford se ratificó en ellas. En las últimas horas, Elorriaga admitía “No puedo jurar que no lo dijera“.