España ha sido el país más rápido en Europa en desarrollar una red de tecnología de fibra óptica para el hogar (FTTH) y ha pasado de estar rezagada en el puesto 14 en  2008 ha liderar el sector en 2014 y ahora tener 31 millones de locales conectados, más que Francia, Alemania, Reino Unido e Italia juntos. En la OCDE, solo Corea y Japón tienen más, lo que coloca a España como uno de los países punteros en banda ancha ultrarrápida.

(Foto: Flickr/Fotero)

El despliegue de fibra óptica se ha hecho en un período de tiempo relativamente corto, en gran medida se debe a la apuesta por esta tecnología de los grandes operadores de telecomunicaciones, especialmente Telefónica y Orange. Las inversiones empezaron además durante la crisis, pero se mantuvieron y permitieron pasar del puesto 14 de 2008 al 9 en 2009, 2010 y 2011 e iniciar luego una subida imparable que llevó a España a la sexta posición del ranking europeo en 2012, la 3ª en 2013 y al nº1 en 2014, que se mantiene hasta hoy.

En 2016 alrededor del 63% de los hogares españoles tenía acceso a banda ancha ultrarrápida. Y según datos más recientes, en septiembre de 2017, Telefónica alcanzó los 18,6 millones de instalaciones con fibra en España, lo que la convierte en la red FTTH más grande de Europa.

Print Friendly, PDF & Email

Aporta link o información: