El reciente viaje a EEUU del ministro de Industria y Energía, José Manuel Soria, sirvió para hacer lobby y presionar en uno de los objetivos de España: convertirse en la puerta de entrada para una posible ola de exportaciones de gas natural licuado, GNL, desde Estados Unidos a Europa. Es al menos lo que sugieren periodistas y medios extranjeros especializados en asuntos energéticos.

Foreign Policy recoge que Soria defiende que España es la solución para los problemas gasísticos de Europa. La revista entrevista al ministro español que explica que España tiene la capacidad de gasoductos, las terminales de GNL, y la capacidad de almacenamiento de gas para suministrar de 35 a 40 mil millones de metros cúbicos de gas por año al resto de Europa, la mitad del gas ruso que se recibe a través de Ucrania. Aunque admite que falta de interconexiones físicas con Francia. Y preguntado por el interés español en el gas natural de EEUU  que acaba de aprobar otro par de terminales de exportación, Soria asegura que el interés existe: “No sería una solución a corto plazo, pero en los próximos cinco años más o menos, estas exportaciones podrían comenzar a fluir”.

Por su parte el corresponsal Andres Cala, que escribe para The Christian Science Monitor o la revista Montel, se hace eco de la reunión de Soria con su homólogo secretario de Energía estadounidense Ernest Moniz para hablar de la capacidad de España para importar GNL y luego transferirlo a Europa. Destaca que la Península Ibérica cuenta con 8 plantas de regasificación -la mitad de las que existen en Europa- y que el ministro ha defendido que son quienes están “mejor equipados” para suministrar a Europa el equivalente al 10% de las actuales importaciones de gas a Rusia.

Añade que desde la crisis en Ucrania, España defiende su ventaja estratégica para importar GNL, que luego sea canalizado hacia el norte del Continente por Francia, especialmente una vez que se hayan completado los planes para dotar de más del doble de capacidad el gasoducto en la frontera actual. Y recoge que las quejas de España hacia Francia por haber parado los intentos de impulsar el gaseoducto.

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)