Se llamaba Tony Verna y no era demasiado conocido. Pero en 1963 fue el primero que puso en práctica una técnica que cambiaría para siempre la forma de retransmitir eventos deportivos por televisión: la repetición de las jugadas. El pasado 18 de energo falleció a los 82 años.

En 1963, Verna ya era director de retransmisiones deportivas de la CBS. Y el 7 de diciembre cuando le tocó cubrir un partido de futbol americano entre el Ejército de Tierra y la Navy puso en práctica por primera vez el “instant replay”. Se trataba de permitir a los espectadores volver a ver las mejores jugadas, o las más polémicas, de un evento.

Su innovación inicialmente sorprendió. El propio locutor del partido tuvo que explicar “Señoras y señores, ¡no han vuelto a marcar de nuevo!”. Pero su idea triunfó después hasta tal punto que hoy es parte integral de cualquier retransmisión deportiva… y a veces no sólo deportiva.

Para llevarlo a la práctica, Tony Verna ideó un aparato específico que permitía repetir un fragmento de vídeo escasos segundos después de grabarlo. Su primera máquina pesaba 600 kilos. La CBS empezó después a comercializar la fórmula en 1967 y perfeccionó el invento. Esta revolución le valió a Verna un hueco en la historia y en el mundo de la producción de grandes eventos. Fue por ejemplo el encargado de retransmitir “La oración por la paz mundial” que el Papa Juan Pablo II dirigió en 1987 a 150 países del mundo.

Print Friendly, PDF & Email