El ataque con un camión a un mercadillo navideño en la capital de Alemania que ha causado al menos 12 muertos y el asesinato del embajador ruso en Turquía a manos de un policía local en “solidaridad” con Aleppo han vuelto a conmocionar a Europa. Desde España, líderes políticos, analistas y expertos han reaccionado a los acontecimientos con mensajes de condena y solidaridad, pero también con advertencias por las posibles consecuencias. En concreto se apunta a una mayor dificultad para resolver el problema sirio, a una utilización de los hechos por parte de la extrema derecha y al riesgo de aumento del pánico y la polarización.

Print Friendly, PDF & Email