BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

El peri√≥dico alem√°n Frankfurter Allgemeine Zeitung publica un texto sobre nuestro pa√≠s de Leo Wieland titulado ‚??Contradicciones incorporadas‚?Ě El texto sostiene que ‚??la Ley de Extranjer√≠a espa√Īola est√° llena de incongruencias‚?Ě y se√Īala: ‚??Los ‚??ilegales‚?? deben ser extraditados pero tienen derecho a la educaci√≥n y a un seguro m√©dico. Dos ciudades se rebelan ahora contra ello ‚?? y son reprendidas por ello por el Gobierno central.‚?Ě

‚??Para recobrar un mejor control sobre asuntos propios, el alcalde de Vic anunci√≥ despu√©s de A√Īo Nuevo unos criterios m√°s estrictos en las oficinas de empadronamiento. Para todos los reci√©n llegados, este empadronamiento es la clave para dos importantes servicios sociales: el tratamiento m√©dico gratuito y el acceso gratis a los colegios p√ļblicos para los ni√Īos. Desde que Vic hiciera p√ļblica su intenci√≥n de limitar posiblemente ambos servicios para los ‚??sin papeles‚??, en Espa√Īa se han calentado los √°nimos. En este pa√≠s, que hasta ahora cuenta con la pol√≠tica de inmigraci√≥n m√°s liberal de la Uni√≥n Europea, la izquierda advierte de repente frente a la amenaza de unas condiciones ‚??suizas‚?? o ‚??italianas‚??, de una peligrosa ‚??xenofobia‚?? e incluso de un ‚??efecto Le Pen‚?? ib√©rico‚?Ě.

‚??La derecha responde que la ‚??quijotesca‚?? Ley de Extranjer√≠a se encuentra llena de incongruencias, de manera que ya nadie sabe con certeza qu√© es legal o ilegal. El Gobierno central del presidente Jos√© Luis Rodr√≠guez Zapatero tampoco ser√≠a ninguna ayuda, puesto que en esta cuesti√≥n actuar√≠a ‚??como en un film de los hermanos Marx‚?Ě. El hecho de que el ‚??truco‚?Ě fundamental que ya aplican numerosos ilegales en Espa√Īa consista precisamente en empadronarse y en reclamar en base a ello una ‚??legalizaci√≥n‚?? despu√©s de alg√ļn tiempo, no s√≥lo es algo de lo que se acuse al jefe del Gobierno √ļnicamente en Vic. Incluso el m√°s leal de los leales, el n√ļmero dos de Zapatero en el PSOE y ministro de Infraestructura, Jos√© Blanco, ha admitido entretanto que ‚??probablemente existe una incongruencia en la ley‚??. √?sta tendr√≠a que ser eliminada de manera cautelosa y sin pol√©mica ‚??xen√≥foba‚??.‚?Ě

Este ha sido un debate peculiar, en efecto. Pero no hay que enga√Īarse: el tema de la inmigraci√≥n ha renacido “como un problema” porque las elecciones municipales est√°n a la vuelta de la esquina y los partidos saben que es un tema socialmente magn√©tico. Y s√≠. Es lamentable el uso que se puede llegar a hacer del sufrimiento en la pol√≠tica moderna.

Algunos temas fundamentales: No hay tal problema para el sistema. Como recuerda Nacho Escolar, las cifras son falsas y completamente demag√≥gicas:¬† “Si contamos s√≥lo a los que no tienen papeles, que son los que en teor√≠a ‚??no caben‚?Ě, estar√≠amos hablando de unas 200.000 personas en toda Espa√Īa”

Segunda consideraci√≥n. Como ya dijimos,¬† no corresponde a ning√ļn ayuntamiento ni gobierno local decidir qui√©n est√° o no de forma legal en Espa√Īa, en tanto que no tiene competencias en esa materia. Eso corresponde solo al gobierno central y a sus autoridades de Interior. As√≠ que, que nadie se exceda en sus competencias.

Tercero: culpar a los crios de la situación legal de sus padres es una animalada inhumana. Además, excluir a la gente  de la escolarización y la sanidad es empujarlos a la marginalidad.

Cuarto: Deber√≠amos pedir a la izquierda que se aplique el discurso de la solidaridad, a la derecha que revise sus creencias releyendo la Biblia;¬† a los liberales que piensen en futuros consumidores, a los egoistas que recuerden quienes mantienen la Seguridad Social y cuidan de nuestros mayores…¬† Lo que sea, con tal de detener esta espiral absurda. Quiz√° solo as√≠ descubramos que tenemos muchas razones para dar las gracias a los inmigrantes.

Print Friendly, PDF & Email