El éxito de la seleccion nacional en Sudáfrica ha generado un efecto “bola de nieve” imparable. Se llame ilusión, sueño, euforia o ejemplo… ha convencido para subirse al carro incluso a aquellos que confiesan que no les gusta el futbol. Un buen ejemplo de ello es la blogosfera política. Estos días se pueden leer casi tantas reflexiones sobre Zapatero, Rajoy, el Estatut o la crisis como sobre la Roja. Y algunos, además de mostrar su apoyo, consiguen mezclar las dos cosas para dejar unos analisis más de fondo:

 

Imagen de previsualización de YouTube

Nacho Escolar se declara un nuevo creyente: “Racionalmente sigo siendo crítico, sospecho del pan y circo, de la manada, de lo visceral. Emocionalmente, lo racional me da igual. Acabamos de pasar el peor trimestre del peor año de una crisis infernal que el lunes, cuando despertemos, todavía estará allí. Soy consciente, es sólo una ilusión bastante boba, una inútil evasión. Pero por unos días no quiero saber del paro, de la corrupción, del recorte de salarios, de la crisis mundial. Al menos hasta el domingo, España es redonda y yo quiero soñar.”

Ramón Lobo lo analiza desde su declarada pasión por el futbol: “Estas cosas unen mucho y es bueno que así sea pues los tiempos bajan revueltos. Creo que he dado y me han dado todos los abrazos de la semana, más de 28. Resulta extraño que seamos capaces de encontrar símbolos (puntos de unión) en el rodar de una pelota y no en siglos de historia más o menos común. Nos sucede como a los Balcanes, hemos saltado de una tradición mitológica oral a otra de transmisión televisiva.”

Rosa María Artal en su Periscopio se une aunque hable de efímera unión nacional: “vibraré el domingo con La Roja. Pero de ahí a sumarme a esta infantil histeria colectiva, -con pulpos y supercherías alentadas y jaleadas incluidos-, de pensar que algo va a cambiar en España si la selección gana, va un abismo. Como veis la experiencia demuestra que no. El fútbol no es argamasa, es diversión. Aprendamos, como digo, a conocer a fondo asuntos cruciales para poder opinar sobre ellos sin sonrojo, igual que lo hacemos sobre el maravilloso Villa . Proyectos comunes que unan en lugar de dividir.”

Manolo Saco en Fuego Amigo habla del efecto sedante del triunfo de la Roja: “una ??federación? de jugadores de todas las comunidades autónomas corriendo y volando al unísono hacia la misma portería, amenaza con crear problemas de identidad en la gran manifestación que se está preparando en Barcelona para protestar el sábado por las correcciones al Estatut hechas por el Tribunal Constitucional. Queda después el día 14 de julio, con el Debate del Estado de la Nación, con media España en bañador. Del resultado del partido del domingo dependerá que sus señorías se insulten o terminen besándose. Empiezo a adorar el fútbol.”

Felix Soria desde Im-pulso le da a su apoyo un enfoque más profundo: El valor número uno del equipo español es, a mi parecer, su sentido de colectividad. Teniendo en cuenta la identidad de quien marcó el gol, el catalán Puyol: ¿Visca España! O lo que es lo mismo: ¡Vivan las Españas! ¿Tan obtusos son los dirigentes políticos –sobre todo los del PP– que son incapaces de asumir que una de las grandezas de la realidad en la que vivimos es que somos suma, que sobran las restas y que urge superar la aberrante uniformización de quienes tienen miedo al futuro y a perder sus prebendas?”

Raquel P. Ejerique considera en Oh my blog que esta pasión se debe a que el futbol toca el hígado y el estómago más que la cabeza o el bolsillo: “Se le ha quitado a las banderas españolas ese tufillo a polilla y franquismo. Ahora sólo huelen a césped. A la volatilidad de los mercados y los rumores malignos sobre nuestras cuentas, este país responde rugiendo los goles, como una venda para el orgullo herido. Que se joda el FMI.”

Jesus Martínez en si blog Historias de un optimista pide que lo que ha unido el futbol no lo separe el hombre: “este Mundial de Sudáfrica, que ha vuelto a demostrar a todos que la unidad y el afán de superación son las claves para todo éxito. Ha tenido que ser nuevamente el fútbol el que nos enseñe el camino para la victoria colectiva. En un momento de dificultad extrema como el actual ése es el secreto.”

Y en Twitter nombres populares en las discusiones políticas como Cesar Calderón, Nacho de la Fuente, Roger Senserrich, Javier Casal, Borja Ventura, Daniel Tercero, Ion Antolin, Sonia Blanco, Raul Pleguezuelo y otros muchos están comentando con pasión los partidos de España e incluso cambiado su imagen/avatar para mostrar su apoyo

Print Friendly, PDF & Email