maniaborto_big_n.jpg

La manifestación celebrada el sábado en Madrid en contra del aborto ha tenido mucha repercusión en la prensa internacional. En España, los blogs también hablan de ello? Al margen del baile de cifras (?nadie sabe muy bien cómo los organizadores pueden contar a sus seguidores estando a pie de calle; pero hemos asumido como normal que ofrezcan cifras tan redondas?, dice Pablo Urbiola), lo cierto es que en el fondo del asunto se plantea la pregunta de si los manifestantes estaban en contra del aborto, despenalizado desde hace muchos años ??también cuando Aznar estaba en el Gobierno-, o en contra de la reforma de la ley promovida por Zapatero?

Manolo Saco resume la historia: ??60.000 personas exigiendo la derogación de la ley del aborto (eso era lo que gritaban, además de ??Zapatero, dimisión?), de las cuales la mitad eran niños obligados por sus papás, es una voz con más mérito que la de los diputados del Congreso que se disponen a votar a favor de la ampliación de la ley, y que representan a más de la mitad de los españoles. Para este extraño registrador [Rajoy], esos manifestantes eran más numerosos que el 79% de los españoles que están a favor de la despenalización del aborto, como se desprende de un estudio realizado por el Instituto de la Juventud.?

En la misma línea escribe Nacho Escolar: ??Dice Mariano Rajoy que el aborto divide a los españoles. No es cierto: apenas el 20% de la sociedad niega hoy este derecho de la mujer, que sólo divide al electorado de Rajoy?. En los comentarios, LaMala dice que ??no hay más división que los que están a favor de que todos tengamos los mismos derechos y podamos ejercerlos vs los que están en contra de que todos tengamos los mismos derechos y podamos ejercerlos?.

En el blog Subiendo al Cocotero, dicen que ??aquellos que se manifestaron en Madrid el pasado sábado, en su gran mayoría no estaban contra la nueva ley, estaban contra el aborto y contra la educación sexual en cualquiera de sus formas, era una manifestación de claro tinte religioso, que no buscaba otra solución que la prohibición de la despenalización en cualquiera de los supuestos que existían o que propone la nueva ley y que ante la perspectiva de una educación sexual en los institutos pondrían el grito en el cielo puesto que para la mayoría de l@s que fueron a esta manifestación sexualidad sana y responsable significa castidad?.

Eduardo Madina, en su blog, también comenta la manifestación del sábado. ??He salido de Euskadi cuando se manifestaban democráticamente -PNV incluído- a favor de los detenidos por orden de Garzón -Otegi, Usabiaga, Rufi Etxebarria…- y he llegado a Madrid cuando se manifestaban -Aznar, Cospedal, Mayor Oreja…- en contra del aborto. Ha sido una experiencia extraña; me siento tan lejano a lo uno y a lo otro??, dice. ??Creo que porque significa todo lo contrario a lo que dice, porque se ríen de tanto patriota y tanta demagogia…?.

Carina Mejías, diputada del PP, fue a la manifestación. La misma noche del sábado actualizaba el estado de su Facebook y lo resumía así: ??Ha sido un éxito! Un clamor popular contra el aborto, en Madrid 17-O?.

La rebelde Jessica Fillol también habla de la manifestación del sábado en su bitácora. ??Que el aborto lleve despenalizado en España desde hace casi 25 años, no les importa lo más mínimo. Su propuesta consiste en volver a la situación de finales de los 70, a las carnicerías clandestinas donde morían muchas mujeres (porque cada vida cuenta) víctimas de abortos clandestinos en condiciones insalubres, y a los viajes a Londres para aquéllas que podían pagárselos?, cuenta.

Por último, y en los comentarios del post, Javier Solera considera que ??el aborto les importa un pimiento, eso está claro. No se han manifestado en 8 años de Aznar con 500.000 abortos?.

Imagen de previsualización de YouTube