Web del Gobierno israeli

Unas video-parodias publicadas en una página web del Gobierno israelí presentan a los corresponsales europeos que trabajan en Israel como ignorantes, condescendientes y pegados a los tópicos . Según una nota de Europa Press, el sitio se ha creado para mejorar la imagen del país en el resto del mundo y el eslógan de la campaña es “¿Estás harto de cómo se nos presenta en el mundo?”

En uno los videos, se ve a un periodista anglosajón junto a unos camellos, asegurando que es elmodo de transporte habitual de los israelíes. En el segundo una presentadora francesa toma desfiles militares y celebraciones con fuegos artificiales como ejemplos de clima bélico. Y en un tercer “spot”, una corresponsal hispana asegura en su crónica que en la mayoría de los hogares israelíes no tienen electricidad y usan barbacoas al carbón para cocinar.

Con estas sátiras, la campaña del gobierno pretende hacer ver que, en general, Israel es presentado por los medios de comunicación extranjeros como un país atrasado y violento a un público europeo predispuesto a creerse esos mensajes.

La ofensiva del invierno pasado contra la Franja de Gaza dañó la imagen de Israel en el extranjero. Y el gobierno pretende corregir las malas interpretaciones y los mitos que consideran erróneos. La página web también pide a los israelíes que viajan al extranjero que hagan de “voluntarios” para corregir estos tópicos, dando consejos sobre cómo mejorar la imagen del país.

“Como cualquier otra campaña, es una sátira grotesca, y todos los ciudadanos entienden que sólo es una sátira”, afirmó el ministro de Hasbara, Yuli Edelstein. “Nadie de la prensa extranjera con la que he hablado me ha dicho que se hayan ofendido por los clips”, declaró a la agencia Reuters.

Sin embargo, algunos miembros de la Asociación de Prensa Extranjera en Jerusalén ha mostrado su preocupación por esta campaña. Creen que las parodias podrían hacer que la opinión pública, que ya de por sí se considera que los medios extranjeros no son favorables a Israel, se radicalizara aun más. Y también opinan que estas ridiculizaciones podrían dificultar el trabajo de los periodistas. (Fuente: Meneame)

Print Friendly, PDF & Email