kommersant.750

“Dentro de varios meses en los restaurantes y tiendas difícilmente se encontrará, por ejemplo, el jamón español”, dice en su portada el diario Kommersant.

De esta forma ilustra el periódico la prohibición oficial a las importaciones de alimentos frescos de la UE y EEUU durante un año. «Efectivamente, algunos manjares cárnicos son imposibles de reemplazar. Es el caso del jamón, el plato nacional español», añade.

La prohibición de importar estas materias (fruta, verdura, carne, pescado, leche y productos lácteos) nace como respuesta a las sanciones que tomaron países occidentales contra Moscú por su apoyo a los rebeldes de Ucrania. Los vetos se extienden a todas aquellas materias procedentes de Estados Unidos, Unión Europea, Australia, Canadá y Noruega.

La prohibición ha causado preocupación en los colectivos agrícolas españoles. Tanto UAGA como el PSOE de Teruel han exigido que se adopten mecanismos de gestión de crisis para los productos agroalimentarios afectados.

Print Friendly, PDF & Email