El actor Juan Diego Botto fue entrevistado en La Cafetera de radiocable.com a pocos días de partir hacia Carolina del Norte, donde rodará la segunda temporada de la serie ‘Good Behavior’ . En la entrevista habla del viaje vital que supone mudarse a EEUU, de Trump, de políticas culturales, y de las diferencias entre trabajar en España y EEUU: “allí el cine está fuertemente subvencionado”, pese a la mitología, nos explica, “hay tanta subvención directa al cine como en toda España”. Y el dinero, dice,  se traduce en que todo el mundo “tiene mucho tiempo de desarrollar en las mejores condiciones posibles su trabajo”.

Cree Botto, que en España, el IVA del cine no bajará hasta que el PP no deje el gobierno : “mientras estén en el gobierno me cuesta mucho creer que se baje” -afirmó.

Escucha”Juan Diego Botto entrevistado en La Cafetera #JuanDiegoBottoEnLaCafetera” en Spreaker.

Estados Unidos es un “país de contradicciones”, señala. Frente al discurso “filofascista de Trump” se está “activando una reacción que no se vivía desde los años 60″, afirma Botto. De hecho, “el cine es una industria construida por inmigrantes”. Un ejemplo es “Buena Conducta”, la serie en la que actúa y en cuyo equipo conviven múltiples nacionalidades. “En eso son muy permisivos, reciben el talento venga de donde venga”, aseguró. “Siempre que venga con billete de avión porque en los últimos tiempos ha habido una fuerte reacción contra los inmigrantes”.

Botto se refirió además al compromiso público de los actores. “Nosotros, en el cine, aun pagamos las consecuencias de habernos manifestado contra la guerra de Irak”. En Estados Unidos “los medios son más tolerantes” en esos casos. Ahora, con la llegada de Trump, se ha generado “una inmensa polarización”. Y afirmó que “la gran diferencia es la respuesta, en España hay una respuesta intolerante con el disenso político”.

 

Print Friendly, PDF & Email