El propio Evo Morales anunció su intención hace varias semanas. Quería poner en marcha una Ley de Medios de Comunicación para ordenar y “normar” el trabajo de los periodistas para “que no mientan”. La Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia y otras organizaciones se han mostrado en contra. El gobierno defiende su “soberanía” para emitir leyes, pero asegura que la norma será consensuada. Recientemente otras personalidades como el actor Sean Penn han planteado también la posibilidad de actuar contra las mentiras en los medios.

Evo Morales
(Foto: Flickr/Alain Bachelier)

La Asociación Nacional de la Prensa se muestra en contra de “elaborar y/o apoyar una eventual Ley  destinada a regular a los medios de comunicación social” por considerarlo un ataque a la libertad de prensa y expresión en cualquiera de sus formas. Les preocupa el conceptro de “educar” a los periodistas bolivianos. La Sociedad Interamericana de la Prensa (SIP) también ha rechazado la ley.

El gobierno de Evo Morales lo ve de otra forma. Su portavoz el periodista Iván Canelas ha declarado que: “estamos decididos a luchar contra la mentira y la manipulación informativa en los medios de comunicación, porque está claro que esto no solo hace daño al periodismo sino a la sociedad en conjunto”. Considera además que “para nosotros, la libertad de expresión es la libertad del pueblo; para ellos (SIP y ANP) esa libertad está ligada a la libertad de empresa y del medio”,

Las organizaciones periódisticas bolivianas defiende un sistema de autoregulación y tras la polémica desatada, el gobierno ha hablado de “recomendaciones éticas” más que de controlar a los periodistas. Aunque el debate sigue abierto.

Print Friendly, PDF & Email