La blogosfera mundial está revolucionada por la noticia del lanzamiento de Chrome, el nuevo navegador de Google y la española no le va a la zaga. Este desembarco de la empresa del buscador en el sector de los navegadores ha sorprendido y esperanzado a la mayoría. Muchos bloggers se declaran impacientes por probarlo y, además de elogiar que sea en código abierto o la originalidad de su presentación -enviando un comic dibujado por Scott McLoud-, en la red se pueden leer analisis e interpretaciones de todo tipo sobre lo que significa esta movimiento.

El logo de Google Chrome

Enrique Dans cree que Chrome no se puede considerar como un navegador ya que es un auténtico reenfoque del mercado: “el movimiento de Google, en realidad, es un auténtico sistema operativo: no compite con Firefox ni con MSIE, sino que lo hace directamente con Windows. Chrome representa el verdadero paso al webcentrismo, al ??me trae sin cuidado lo que corra debajo de mi navegador?, paso previo a optar por sistemas operativos sólidos y minimalistas del estilo de los basados en Linux”.

Mariano Amartino de Denken Uber creen que el “navegador tiene la impronta de estar desarrollado por gente que sabe en serio cuales son las frustraciones del usuario de Internet”. Y en cuanto a las dificultades para que los usuarios se descarguen el sofware necesario, cree que no será un problema. Pueden optar por convertir el “Google Updater” en un canal de distribución masivo y siempre pueden contar con la natural curiosidad de los internautas que querran comprobar cómo de bueno puede ser un navegador creado por Google.

Lucas Lao, de Tu Experto, destaca que es un navegador que no se centra de forma principal en las páginas web, sino en todo tipo de aplicaciones web. “Las pestañas no sirvan sólo para abrir páginas, sino también chats, programas de oficina, aplicaciones para subir y descargar vídeos? precísamente los procesos o aplicaciones para los que Google ha ido lanzando sus propias alternativas durante los últimos años: Gmail, Google Docs, Maps? Algo así como un navegador pensado desde el momento actual, 2008, e intentando evitar todos los ??vicios? que vienen arrastrando los navegadores más veteranos.”

Cesar Calderón, de Netoratón cree que cuando estamos a las puertas de “una nueva internet en la que las aplicaciones que antes estaban en nuestro disco duro comienzan a estar online, una empresa como Google, que ya tienen el el mercado aplicaciones como Gmail, Google Calendar, o la suite  ofimática online Google Docs, no podía permitir que todo su trabajo dependiera de terceros, y menos si ese tercero se llama Windows. Por eso creen que el Chrome no compite contra Firefox, ni siquiera contra Explorer. Google Chrome es un Windows killer“.

Eduardo Arcos de Alt1040 se pregunta si Google tendrá realmente el poder para empujar y hacer popular un software que hay que instalar en los ordenadores. También advierte que “WebKit cada día se posiciona más como el ??motor? de diferentes navegadores: Safari, Safari en el iPhone, OmniWeb o el navegador usado en teléfonos Nokia, en caso que Chrome se haga popular, los diseñadores tendrán que tomarlo en cuenta aún más, al hacer sitios”.

Antonio Ortiz de Error 500 destaca como detalles interesantes que se tratará de un navegador libre (sin datos sobre la licencia) basado en Webkit, que tendrá una nueva máquina virtual de Javascript más eficiente innovadora gestión de la memoria y más rapidez que cualquier otro, que Google Chrome tendrá barra de navegación con autocompletado y que habrá modo de navegación privada.

Alicia Baidal valora algunas funciones diferentes de Chrome con respecto a Firefox o IE: “permitirá aislar cada página web que abre, para evitar que, en caso de que se bloquee, colapse al resto. Pero una de las funciones que no es visible y por la que seguramente miles de usuarios amarán el Chrome es la multifuncionalidad de los procesos: por ejemplo, podrá descargar una imagen, al tiempo que carga una página y hace la carga de un video de YouTube dividiendo las funciones.