Han lanzado desde 36.000 metros de altura, 100 aviones de papel con 100 mensajes escritos en tarjetas de memoria para ver hasta donde llegan y quien los encuentra. En la web del proyecto Space Planes, registran los aviones encontrados. Es la versión 2.0 y espacial del mensaje en un botella.

 

Imagen de previsualización de YouTube

Se trata de una iniciativa de marketing muy original puesta en marcha por la agencia Viral Factory. Todo para demostrar la durabilidad de las tarjetas de memoria de Samsung, la empresa que ha patrocinado el proyecto.

Los 100 aviones de papel con sus correspondientes mensajes se engancharon a un globo de helio con el que subieron hasta el límite de la estratosfera, 36.000 metros. Lo hicieron desde un pueblo de Alemania a finales del año pasado. Y desde allí han dejado que viajaran planeando a merced de los vientos y la casualidad.

La idea es que quienes encuentren uno de estos aviones de papel remitan el contenido grabado en la tarjetas -fotos y documentos- a la dirección web del proyecto. Y de momento aseguran que creen haber monitorizado hasta 7 planeadores: 3 en Alemania, uno en Holanda… y otros en Sudáfrica, Canada y EEUU.