La corresponsal de Die Welt asegura en radiocable.com con respecto al viaje del ex presidente a Melilla que desde fuera no le dan a Aznar “demasiado peso como para comentar” estas cosas. Ute Müller considera que las acusaciones de deslealtad al gobierno son “adecuadas pero un poco exageradas” y defiende darle menos importancia al asunto.

Ute Muller

Para Ute Müller, Aznar es un ex presidente “si quiere hacer ese papel que asuma las responsabilidades. No es muy leal pero tampoco hay que tomarlo demasiado en serio”. Explica que en Alemania, un caso así sería visto como una “visita personal… pero tampoco tendría esa cobertura. La cobertura mediática sería mucho menor. Si va un ex presidente ya no interesa. Es un hombre privado”. Y asegura que por ejemplo ellos apenas se enteran de las actividades del ex canciller Gerald Schroeder.

La corresponsal considera en cualquier caso que en su país no existe el nivel de crispación entre los dos grandes partidos que sí ve en España : “no hay ningun flanco que el otro agarre como una bestia”. Entiende  las acusaciones del gobierno de deslealtad, pero cree que no tendrían que prestarle tanta atención: “lo puede decir uno, pero que lo digan diez me parece exagerado. Es una pérdida de tiempo. España tiene otros problemas”.

Print Friendly, PDF & Email