Ante las críticas que se han vertido contra los medios financieros, el corresponsal del Financial Times en España explica para radiocable.com que “la gente que habla de una conspiración no entiende ni como funcionan los mercados, ni la prensa extranjera”. Califica de “desquiciado” pensar que los especuladores y los medios internacionales operen en conjunto para socavar o perjudicar a un país. Considera además que el Financial Times influye en la opinión pública y en algunos líderes, pero no directamente en las políticas económicas.

Mark Mulligan

Mark Mulligan explica que lo que escriben los reporteros de la prensa extranjera “refleja lo que estamos viendo. Nada más. Sin criticar, ni halagar. Es bastante técnico”. Sí confiesa que les ha sorprendido un poco la virulencia de las críticas contra el Financial Times. “Eso pasa también en otros países, pero en España es muy pronunciado… a lo mejor hay una falta de experiencia con la prensa internacional”.

Mulligan considera además que no tienen tanta influencia como se ha dado a entender: “lo que pasa con el Financial Times es que podemos contar entre nuestros lectores con los lideres del mundo, la gente que realmente puede influir. Y si nosotros influimos en ellos, eso se puede reflejar después en las decisiones que tomen… pero no es que estemos influyendo directamente en la política”.

Print Friendly, PDF & Email