Imagen de previsualización de YouTube

“Este sistema parlamentario no sirve de nada. Llevo tiempo sin hacer iniciativas porque no sirven absolutamente de nada”. Así ha empezado Montserrat Nebrera, hasta ahora diputada del PP en el Parlament de Catalunya, la rueda de prensa en la que ha confirmado que abandona su partido y deja el escaño.

Los partidos que inclumplen la Constitución -en referencia a la poca democracia interna de su partido, vivida en primera persona-no pueden exigir a los demás que la cumplan.

Nebrera pone así punto y final a lo que han sido tres años de dedicación política. Entró en el PP en Cataluña de la mano de Josep Piqué, quien pretendía reforzar la imagen catalanista del partido. Piqué se fue y aterrizó, impuesto por Génova, Daniel Sirera. Llega marzo de 2008 y el Partido Popular pierde las elecciones en España ayudado por los malos resultados obtenidos en Cataluña: se fuerza un Congreso regional para que haya un nuevo presidente. Llega el verano y hay tres candidatos: Daniel Sirera, Alberto Fernández y Montserrat Nebrera. Los dos primeros se unen y apoyan a Alicia Sánchez Camacho, enviada de Rajoy, que logra ganar el Congreso. Nebrera tiene el 43% de los votos…

Desde entonces, ha sido totalmente apartada en el partido y Mariano Rajoy se ha negado a recibirla. El viernes, Nebrera le hizo llegar una carta a Rajoy en la que explica las razones de su marcha: “he intentado hacer algo que era imprescindible para que el PP tuviera el lugar que le corresponde en Cataluña y dado que no ha salido bien, salgo. Estoy triste por mi fracaso, porque creo que era una buen oportunidad para Cataluña”.

En coherencia, si abandono el PP, también abandono el escaño. Los escaños sabemos que son de los partidos, yo lo he comprobado durante 3 años… Y si alguna vez tuve dudas, el hecho de que haya un presidente en el Grupo parlamentario y una presidenta en el Partido, me ha quitado todas las dudas. Los partidos son propietarios de los escaños mientras el sistema electoral y el parlamentarismo no cambie.

La diputada presentará un libro la próxima semana donde explica su experiencia dentro del PP en Cataluña. En él, revela una conversación que tuvo con José María Aznar en la que Nebrera le pedía apoyo y Aznar, según la ex diputada, le contestó que no era problema de su partido convencer a una “población enferma”. De momento, la Fundación FAES la ha expulsado y ha anunciado medidas legales si no rectifica. “Por suerte había alguien más en la conversación”, ha respondido esta mañana la diputada.

“Me voy con tristeza”, ha confesado,  mientras explicaba que hay personas en el PP en Madrid (sin detallar si se refiere al PP de Esperanza Aguirre o al Congreso de los Diputados) que la apoyan. “No me voy a otro partido”, ha concluido… De momento, Nebrera tiene previsto impartir clases en el seminario Cine de Masas y Poder organizado por Deba-t en la Universitat Pompeu Fabra a partir de la próxima semana.

Print Friendly, PDF & Email