Varios medios italianos se han hecho eco de la denuncia de colectivos de agricultores de su país que aseguran que buena parte del aceite que se vende como italiano es en realidad de origen extranjero, principalmente español. Italia es el mayor importador de aceite del mundo, el 74% del cual lo compra a productores españoles a un precio más bajo.

Una botella de aceite italiano
(Foto: Flickr/Lec)

Il Riformista destaca: “Made in Italy, Colidretti lanza la alarma, cada vez hay más aceite extranjero en Italia. La importación de aceite de oliva extranjero en Italia ha alcanzado su máximo histórico con 584.000 toneladas, superando la producción nacional, que cayó en 2011 a 483.000 toneladas. El resultado de un analisis de Coldiretti, Symbola y Unaprol revela que hoy en día la mayoría de las botellas de aceite de oliva vienen del extranjero, sin que quede claro para los consumidores, lo que conlleva una fuerte reducción de la calidad del aceite además de una peligrosa proliferación de estafas y engaños. Italia es el mayor importador mundial de aceite, el 74% del cual proviene de España, un 15% de Grecia y un 7% de Túnez.”

La Stampa señala que”el aceite etiquetado como italiano es, en sus dos terceras partes, español. La mayor asociación de agricultores del país, Coldiretti, revela que las importaciones de aceite superaron a las de las exportaciones. En concreto, en 2011 Italia importó casi 600.000 toneladas de aceite, por las menos de 300.000 que vendió al extranjero. La mayor parte de esas casi 600.000 toneladas proceden de olivares españoles, pero también de Grecia, Portugal, Francia y Turquía.

Sólo en el caso español, algunos olivareros italianos compran el kilo de aceite a 50 céntimos, que luego revenden en el mercado nacional a un precio de entre 2 euros y medio y 3 euros. Los aceites de oliva de importación se mezclan en Italia con los nacionales para adquirir, con las imágenes de las etiquetas y bajo la cobertura de marcas históricas, una apariencia de ‘italianidad’ que explotar también en el extranjero.”

La RAI se ha hecho eco de la denuncia y explica que: “el mejor aceite italiano a menudo se vende en el extranjero, mientras que en las tiendas italianas, las botellas son el resultado de una mezcla más económica con aceite adquirdo más barato en España, Grecia y Túnez. Y stea procedencia es imposible de encontrar en la etiqueta al estar escrita con caracteres invisibles.”

La agencia Ansa explica que ha habido un aumento adicional del 3% de las importaciones de aceite de oliva del exterior, que casi se han triplicado en los últimos 20 años (163%), ahogando de facto hecho, -segun denuncia Coldiretti, la producción nacional, sin embargo, casi suficiente para cubrir el consumo interno. “Los aceites de oliva importados en Italia se mezclan con los nacionales para adquirir, con la imagen de la etiqueta y amparados por marcas históricas, una apariencia de italianidad para explotar en los mercados nacionales y extranjeros, donde hemos exportado 364.000 toneladas en 2011´.”

Asca habla de:”una verdadera invasión de aceite extranjero es “lo que se produjo en 2011, segun se ha descubierto. Este fue también un año de engaños y fraudes que amenazan seriamente el futuro del sector aceitero italiano, cuya producción se ha reducido en gran medida.”

Print Friendly, PDF & Email