El año 2013, España batió todas su marcas de turismo y superó por primera vez la barrera de los 60,6 millones de visitantes extranjeros. Pero 2014 está siendo incluso mejor y sólo entre enero y noviembre, un mes antes de acabar el año, ya se ha superado ampliamente esa cifra récord alcanzando los 61,7 millones de turistas, un 7,2% más que en 2013. Se calcula que, con diciembre, España podría cerrar el año con un registro en torno a 65 millones de visitantes.

(Foto: /Flickr/Bambo)

En noviembre, la encuesta de Movimientos Turísticos en Fronteras (Frontur) registró la llegada al país 3,4 millones de turistas, un 2,9% más. Esto marca el 23º mes consecutivo de crecimiento del número de visitantes. Un dato que refleja el la gran momento del sector y una consolidación que no puede achacarse sólo a la debilidad de otros mercados turísticos como los del norte de África afectados por la inestabilidad política.

En cuanto al origen de los viajeros, España ha tenido en este 2014 variaciones positivas desde todos los mercados, salvo el ruso, cuyos viajeros disminuyeron un 9,7% en el año y un 32,6% en noviembre. A destacar el auge de turistas franceses, un 11,6% más que en 2013 alcanzado los 10 millones, la de belgas que ha crecido un 15,8% y superó los 2 millones de turistas y la de italianos, con un repunte del 14,7% y 3,5 millones de viajeros. Además británicos y alemanes han mantenido su “fidelidad” a España con 14,38 millones (4% más) y 9,9 millones (6% más) de visitas respectivamente.

Y un aspecto muy positivo de este 2014 es que el turismo extranjero no se ha limitado sólo al “sol y playa”. Comunidades como Cataluña, Andalucía, Canarias o Baleares mantuvieron su tirón, pero el turismo interior también ha crecido y destaca el registro de Madrid que, tras el bajón de 2013, ha registrado un aumento del 8,3% en la llegada de visitantes extranjeros.

Otro aspecto diferente en este 2014 ha sido el auge de la vivienda alquilada como modo de alojamiento que ha crecido un 17% con respecto a 2013. Las pernoctaciones en hoteles también subieron, aunque de forma menos acusada, un 5,3%. Y en cuanto al modo de llegar a España, la vía aérea sigue siendo la dominante: 49,2 millones de turistas, el 79,8% del total, la eligieron frente al 18,3% que optó por la carretera.

Print Friendly, PDF & Email