El diario ruso Novie Izvestia se hace eco de la polémica en España tras hacerse públicos los ingresos de los políticos. La crónica es de Serguei Manukov y se titula “Los millones de los servidores del pueblo”.

Fachada del Congreso
(Foto: Flickr/Fmpgoh)

Novie Izvestia explica que “para apaciguar a las acciones de protesta, los 614 miembros del Parlamento español, por primera vez en un tercio de siglo de existencia de la democracia española, han rendido cuentas ante los electores sobre sus ingresos y propiedades”.

“Los balances han provocado una ola de indignación entre los millones de habitantes del país. Resulta que los diputados electos viven muy bien, no como sus compatriotas que sufren la crisis. La declaración de bienes e ingresos no ha sido completa, pues a los políticos españoles se les ha permitido no declarar objetos de valor, tales como cuadros o joyas” recogen.

“La ley sobre la declaración obligada fue adoptada en julio, bajo presión de los indignados, que protestaban contra el alto desempleo y los errores de la economía. Los «indignados»,cuyo número se acercó a casi un millón, levantaron campamentos y durante semanas ocuparon las principales plazas de Madrid y otras ciudades españolas. Una de sus principales exigencias fue justamente la transparencia de los legisladores, enfangados en escándalos de corrupción. Los diputados esperaban que las pasiones se calmaran tras la
publicación de sus ingresos. Pero ha resultado de otro modo”.

“En el Parlamento español hay un mínimo de ocho millonarios, eso sin tener en cuenta el coste de sus propiedades. De acuerdo con una encuesta del diario El Mundo, el 60% de los consultados declaran estar desagradablemente sorprendidos por el nivel medio de los ingresos de los parlamentarios. La más rica es la ex ministra Mercedes Cabrera, que sólo en acciones tiene más de 6 millones de euros. Francisco Javier Darmendrail, del Partido Popular, le va a la zaga: tiene 22 casas y apartamentos” recoge Novie Izvestia.

Y sobre el patrimonio de los principales líderes politicos dicen “el primer ministro, José Luis Rodríguez Zapatero, ganó el año pasado 67.427 euros, 30.000 menos que Mariano Rajoy, el líder opositor, cuyos ingresos en 2010 fueron de 98.223 euros. Zapatero aún tiene que pagar una hipoteca de 34.925 euros. Rajoy, quien dentro de dos meses es muy probable que releve a Zapatero, tiene invertidos 597.442 euros y tiene cuatro casas en Madrid y Pontevedra. Alfredo Pérez Rubalcaba, candidato socialista a las elecciones de noviembre posee una casa en la capital y 1,22 millones de euros”.