Medios de todo el planeta se han hecho eco de la acusación de las autoridades españolas por evadir impuestos contra el futbolista del Barcelona. Resaltan que en los últimos años España parece haber adoptado una actitud más estricta en este asunto y se han abierto docenas de investigaciones contra políticos y empresarios. Aunque algunos apuntan que con el caso contra Messi se podría estar buscando un “efecto disuasorio”. También recuerdan los problemas con el fisco que tiene desde hace años el fútbol español.

El impacto del caso en la prensa internacional contrasta con la casi nula atención que los medios argentinos le están prestando. Ninguno lo menciona si quiera en portada y se limitan a pequeñas informaciones pese a que Messi es argentino.

Portada de The INdependent

 

ACTUALIZACI?N:

Forbes plantea ¿Están mandando un mensaje al mundo las autoridades fiscales española al perseguir a Messi? El artículo de Kelly Phillips asegura: ” Aun no hay suficientes datos para establecer conclusiones sobre la solidez de las evidencias contra de Messi. Mi conjetura es que las autoridades fiscales españolas tienen suficiente para hacer un caso público, que es lo que realmente querían. Con unos una pincelada, España ha manifestado al mundo que está dispuesta a ponerse seria con  sus ingresos fiscales. Y eso va a aliviar a muchos – especialmente los alemanes – que están preocupados por la falta de capacidad por salir del agujero financiero de España.

Un caso de alto perfil -en el que se vea que el país se pone duro- podría ser exactamente lo que España está esperando. Y no se puede conseguir un perfil mucho más alto que los cargos contra el jugador más popular en el deporte más popular en el mundo. No esperen que ésto vaya a desaparecer pronto, está destinado a hacerse más interesante.”

Die Welt destaca que España va a la caza de sus evasores fiscales más famosos. La cronica de Ute Muller apunta: “En tiempos de recesión persistente e ingresos disminuyentes, el máximo tesorero de España, Cristóbal Montoro, no está para bromas. No pasa un día en el que no desafíe a los pecadores fiscales y alerte a Hacienda. Ahora, la estrella del fútbol español, Lionel Messi, que cobra 15 millones al año, ha caído en la red de los investigadores fiscales.

Pero no solo los futbolistas y sus clubs están en el punto de mira de las autoridades financieras; desde hace ya unos años, todos los ciudadanos españoles son estudiados a fondo. La evasión fiscal supone un daño de 50.000 millones de euros anuales para el estado. Al ciudadano de a pie le importa poco; considera la evasión fiscal más bien pecata minuta.

El New York Times destaca que la denuncia contra Messi es parte de la cruzada de España contra la evasión fiscal y que las finanzas del futbol están en el foco. La crónica de Raphael Minder explica: “La denuncia contra Messi llega en medio de una cruzada de las autoridades de una España con problemas de liquidez contra de la evasión fiscal. Una recesión prolongada ha recortado los ingresos fiscales para España y complicado el saneamiento de las finanzas públicas. En los dos últimos años, se han lanzado docenas de casos judiciales por fraude, centrándose en políticos, hombres de negocios e incluso el yerno del rey Juan Carlos.

Las finanzas del fútbol español también han estado en el centro de atención segun se iba haciendo más profunda la crisis económica, con los clubes del país debiendo al Ministerio de Hacienda unos 750 millones de euros en impuestos, así como 16,6 millones de euros acumulados en pagos a la seguridad social.”

El Washington Post cita a un experto que cree que España puede crear con este caso un efecto disuasorio. Explican: “Stefan Szymanski, Profesor de Gestión del Deporte del Departamento de Kinesiología de la Universidad de Michigan, asegura que las autoridades fiscales pueden crear un efecto de `demostración de fuerza´ para que todo el mundo se entere y piense `será mejor que pague mis impuestos´. Señaló también que las diferentes tasas y regulaciones fiscales de toda Europa podrían llevar a Messi a considerar jugar para un club de un país con menos impuestos. `Si España va a ser tan estricta como los países del norte de Europa, tal vez decida que que quiere moverse´, dijo Szymanski.”

Wall Street Journal destaca que casos como el de Messi suelen prolongarse en España durante años si van a juicio.  El texto apunta: “Según la legislación española, un juez de instrucción debe ahora decidir si presenta cargos formales contra el jugador y su padre, que residen en España. Esta decisión podría venir rápidamente, pero estos casos suelen prolongarse durante años si van a juicio. Messi y su padre podrían enfrentarse a de dos a seis años de prisión si son declarados culpables de los tres cargos de fraude fiscal de los que están acusados????.”

The Independent lleva la investigación contra Messi en portada y habla de “falta”. En su información explican: “El internacional argentino está entre los deportistas mejor pagados del planeta, en la última lista Forbes figuró en la 10ª posición entre los que más ganan. Messi y su padre son sospechosos de haber usado compañías en el extranjero -Belice y Uruguay- para vender sus derechos de imagen.”

BBC resalta que el escándalo plantea cuestiones difíciles. Aseguran: “La denuncia contra el futbolista y su padre por no declarar millones de euros de ingresos, mientras la gente en España, en general, paga más impuestos, gana menos o no tiene empleo en absoluto por la crisis económica, está en la portada de todos los en los medios de comunicación españoles. Messi y su padre niegan las acusaciones. Todavía no ha sido acusado y podría llevar un tiempo hasta que sepamos si lo será porque el sistema legal en España es notoriamente lento. Pero a pesar de todo eso, el escándalo plantea cuestiones difíciles, y la imagen de Lionel Messi podría quedar dañada.”

Le Monde recuerda que desde hace años el mundo del futbol en España tiene problemas con el fisco. Aseguran: “Desde hace varios años, los clubes ibéricos están en el punto de mira del fisco, que les reclama 675 millones de euros. Hasta ahora, se habían beneficiado de la clemencia del Tesoro español, que pasó la esponja sobre sus deudas. Sin embargo, un acuerdo firmado en abril de 2012 entre la Liga Profesional y el Ministerio de Deportes les compromete a reembolsar esta cantidad entre 2014 y 2020.”

The Guardian resalta que el fiscal español cree que el fraude empezó cuando Messi era menor de edad. El texto de Giles Tremlett señala: “El jugador del FC Barcelona y su padre, Jorge, están acusados ??de haber presentado declaraciones de impuestos fraudulentas durante cuatro años desde 2006 a 2009, según los fiscales catalanes. Creen que el fraude comenzó antes de la mayoría de edad de Messi mientras su padre estaba a cargo de sus asuntos financieros. Una compleja red de empresas con sede en Gran Bretaña, Suiza, Belice y Uruguay habría sido usadaspara mantener sus ingresos fuera de la vista de las autoridades fiscales.”

The Times apunta que una red de empresas fantasmas ocultó “eficazmente” a las autoridades los ingresos del futbolista. El artículo de Graham Keeley señala: “Lionel Messi, considerado por muchos como el mejor futbolista del mundo, ha sido accusado de defraudar a las autoridades fiscales en España 4 millones de euros. A través de una compleja red de empresas fantasma en Uruguay, Belice, Suiza y Gran Bretaña, los ingresos por la venta de los derechos de imagen de Messi fueron eficazmente ocultados a las autoridades españolas, dijo la fiscalía.”

Hindustan Times apunta que España ha quedado aturdida por las acusaciones contra Messi.  Explican: “La imagen impecable de Lionel Messi como el mejor futbolista del mundo y un hombre humilde ha recibido un duro golpe con las acusaciones de que hizo trampa en sus impuestos. Los medios de comunicación españoles han reaccionado con sorpresa a la noticia de que el astro del Barcelona e internacional de Argentina ha sido acusado de estafar a las autoridades fiscales españolas más de 4 millones de euros.”

Forbes plantea sobre Messi: “Argentina, Barcelona ¿y ahora la carcel?”. La columna de Robert Wood dice: “Esto es mala prensa para el jugador, pero se centra en acuerdos con empresas y patrocinadores. Se puede esperar que los asesores fiscales, sostengan que no es más que una planificación fiscal, no muy diferente a jugar al fútbol de forma agresivo. Para Messi, aunque las acusaciones parecen de enormes proporciones, puede ser excesivo ser llevado a un proceso criminal. En España y en todo el mundo, Messi es un objetivo de alto perfil. Tal vez eso podría significar que algunos funcionarios fiscales esperan gritar un gran `¡Gol!´. “

Print Friendly, PDF & Email