El gobierno español duda de la eficacia de los medicamentos homeopáticos y está pidiendo a los laboratorios que demuestren su eficacia al tiempo que lleva su ofensiva también a Europa. Es lo que destacan varios medios galos tras las últimas medidas anunciadas por el Ministerio de Sanidad y la respuesta de los fabricantes de homeopatía españoles. Resaltan especialmente que ante la exigencia de probar la eficacia terapéutica de sus productos, los laboratorios han anunciado que sólo someterán a los test a 12 de los 2.008 medicamentos que quieren comercializar, el 0,6%.  Y apuntan que esa cifra ha sido aprovechada por los adversarios de la homeopatía que “son muchos en España”.

El hecho de que la prensa francesa se haga eco de esta ofensiva contra la homeopatía es significativo ya que se trata de uno de los países más favorables y con más tradición en homeopatía. En este sentido, se señala que España está también librando la batalla en Europa intentando que los productos homeopáticos dejen de ser considerados medicamentos y que en Francia se ha empezado a debatir la cuestión.

Radio France destaca que el gobierno español lanza una ofensiva anti-homeopática. La emisora explica que en España al igual que en Francia la homeopatía está provocando debate y el Ministerio de Sanidad ha puesto en duda su eficacia, exigiendo a los laboratorios que la demuestren igual que hacen los medicamentos clásicos o que indiquen en la etiqueta que su efecto terapéutico no ha sido probado. Y enfatiza que de los 2.008 medicamentos homeopáticos que quieren seguir comercializando, la industria ha anunciado que solo someterá a las pruebas a 12, un 06%. Subraya que los adversarios de la homeopatía han aprovechado para ironizar sobre la falta de confianza de los laboratorios en sus propios productos.

 

Añade que el gobierno español está también librando su ofensiva contra la homeopatía en Europa, donde está intentando convencer a sus socios en Bruselas para que no se consideren los productos homeopáticos como medicamentos. Apunta que para ello “tiene trabajo”, aunque señala que en países tradicionalmente pro-homeopatía como Francia, se está empezado a evolucionar sobre el tema.

Le Figaro apunta que Madrid pone a prueba la homeopatía. El diario, en un reportaje de su corresponsal Mathieu de Taillac, resalta que en España a partir de ahora para poder decir que tiene un efecto terapéutico, los fabricantes españoles de homeopatía van a tener que demostrar la eficacia de sus productos. Y señala que la industria ha anunciado que sólo intentará hacerlos con una  proporción del 0,6% de sus productos. Apunta que se trata de una cifra que está haciendo “rechinar” a los críticos con la homeopatía “que son numerosos en España”. Detalla que el Ministerio de Sanidad planteó a los fabricantes de productos homeopáticos que para logar la autorización para comercializarlos asegurando que tienen efecto terapéutico deben demostrar su eficacia, igual que sucede con los medicamentos convencionales. Señala que se trata de un procedimiento más severo que en Francia, donde les basta establecer la antigüedad de uso y que pone a prueba al sector.

Egora señala que los laboratorios renuncian a defender la eficacia de miles de productos homeopáticos. La revista médica resalta que el debate sobre la utilizad de la homeopatía también está haciendo furor en España y ante la obligación de cumplir con la nueva reglamentación que impone probar científicamente la eficacia de los productos, enfatiza que los fabricantes homeopáticos solo han enviado 12 productos a las autoridades sanitarias. Advierte de que los “gránulos ya no están de moda” y que de las 15.000 preparaciones diferentes que se comercializaban hasta ahora, es posible que solo subsistan unas 2.000 en España.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido. 

Print Friendly, PDF & Email