La ayuda externa para los bancos españoles se aprobó el sábado y ni se conocen aún los detalles, pero dos prestigiosos diarios anglosajones ya advierten de que es probable que no sea suficiente y que España necesite un segundo rescate a toda su economía.

El New York Times sostiene que un segundo rescate general es probablemente inevitable. En su editorial: ” Los rescates – éste es por un valor de hasta 125 mil millones de dólares- se supone que deben ayudar a restaurar la confianza de los inversores. Sin embargo, los inversores ya se han percatado con claridad de lo que demasiado políticos europeos siguen negando: los rescates en serie, los planes parciales y la austeridad como dogma no son una solución.Los problemas de España tienen su origen no en el endeudamiento público por despilfarro, sino en el estallido de una burbuja inmobiliaria que ha devastado a los bancos que prestaron demasiado, con demasiada imprudencia y durante demasiado tiempo.

El rescate correctamente da la Unión Europea la facultad de supervisar a los bancos rescatados y una mayor voz en las reformas estructurales, incluyendo aflojar los estrechos vínculos entre políticos regionales y los bancos locales. Pero España no está fuera de peligro. La ayuda se sumará a la carga de la deuda del país, haciendo más difícil para el gobierno pagar la deuda que ya tiene mientras mantiene los servicios básicos. Un segundo rescate para apuntalar el gobierno es probablemente inevitable.”

The Guardian apunta que España puede necesitar un rescate mayor. El analisis que firma Nils Pratley destaca: “Los rescates en la zona del euro solían generar manifestaciones de alivio que duraban al menos una semana. La versión española no ha aguntado ni siquiera una mañana entera. Los inversores se muestran escépticos de que el plan de rescate 100 mil millones de euros para la banca española ponga fin a la crisis.

Y el problema de fondo para España parece muy simple: una financiación más barata para los bancos es de gran ayuda, pero el país no puede darse el lujo de financiarse a tasas de interés del 6,5% a 10 años. Mientras persistan estas tasas, la trama se encamina hacia un plan de rescate más grande.”

Print Friendly, PDF & Email