“El presidente del gobierno español ha advertido a los partidarios de la independencia que no permitirá ningún juego a propósito de la soberanía española y que no se piensa dejar enredar en ninguna dinámica de lucha y de enfrentamiento que nos devuelva al pasado“.

 


(Foto: flickr/ Pep Capde)

 

“El premier español hizo estas afirmaciones en medio del creciente sentimiento pro-independencia que ha surgido en una de las más importantes regiones del estado, un sentimiento que tuvo su punto álgido el pasado mes de septiembre, cuando 250.000 personas formaron una cadena humana en defensa de un estado propio”.

“El presidente catalán, Artur Mas, del partido de centro-derecha Convergencia y Unión ha amenazado con celebrar un referéndum sobre el futuro político de la región este próximo año. Entre tanto, siguen teniendo lugar negociaciones directas con Madrid, sobre un nuevo acuerdo constitucional entre la regióny el estado, toda vez que las relaciones entre ambos parecen haberse deteriorado”.

“El gobierno central ha rechazado de plano la celebración de un referéndum sobre la independencia, incluso aunque el movimiento secesionista siga ganando fuerza, animado por el sentimiento de que la economía y los intereses de los catalanes están siendo marginados”.

Leer artículo completo en UPI

 

 

Print Friendly, PDF & Email