BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

Las elecciones de abril abrieron la posibilidad de que una mayoría progresista pudiera entenderse para gobernar de forma conjunta. La ciudadanía se movilizó de forma masiva para mandar un mensaje claro: No queremos a la extrema derecha cerca de los mandos del Estado.

Pero el entusiasmo generado tras las elecciones se está disipando ante la dificultad de PSOE Y UP de ponerse de acuerdo en la negociación de gobierno.

Los problemas de millones de personas no se detienen a la espera de que los partidos hagan su trabajo.
Somos muchos quienes estamos preocupadas y preocupados por los desahucios que no cesan, por la precariedad laboral, por el precio del alquiler, por la pobreza infantil, por la ley mordaza y sus limitaciones a la libertad de expresión y creación, por la brecha salarial entre hombres y mujeres, por la violencia de género, por la creciente desigualdad entre quienes más tienen y quienes tienen menos, por los derechos LGTBI, por nuestra cultura, nuestra sanidad y nuestra educación y por nuestras crisis territoriales.

Somos muchos quienes creemos que es urgente ponerse a trabajar YA por el pais y sus gentes.
La ciudadanía expresó a través de sus votos un mensaje claro que obligaba a los partidos a entenderse. Nadie obtuvo mayoría suficiente como para gobernar en solitario y encuestas posteriores insisten en que la gente prefiere que haya acuerdos entre progresistas. Es el momento de pactar, entenderse, ponerse de acuerdo. Es el momento de hacer política para la ciudadanía.

Quienes firmamos esta carta pública expresamos nuestra profunda preocupación ante las dificultades que se han presentado para dar curso a este mandato popular, urgente y necesario.

Más de dos meses después de los comicios, y ya fijada la fecha para el debate de investidura, aún no se vislumbra un acuerdo de gobierno entre las dos principales fuerzas de la izquierda española. La amenaza de una repetición electoral pone en evidencia el limitado avance de las negociaciones.

¿Por qué asumir el enorme riesgo de unas nuevas elecciones que podrían revertir el progreso democrático alcanzado en abril y abrir la puerta a la extrema derecha? No existe ningún bloqueo numérico ni ningún empate catastrófico que justifique poner sobre la mesa nuevos comicios. No hay ningún argumento razonable que valide la renuncia a gestionar el resultado de unas elecciones que han abierto la posibilidad a un gobierno que amplíe derechos construyendo nuevos horizontes de igualdad y justicia social.

Firmamos esta carta pública como ciudadanas y ciudadanos preocupados por el bien común.
Así, instamos a las dos grandes organizaciones progresistas de nuestro país, PSOE y Unidas Podemos, a que inicien de una vez por todas, con seriedad, generosidad y altura de miras, desde el reconocimiento y respeto mutuos, la negociación de este gobierno plural progresista por el que votó la ciudadanía española en abril. No queda ya tiempo. El futuro de nuestra democracia nos lo exige.

Javier Bardem, actor
Almudena Grandes, escritora
Aitana Sánchez Gijón, actriz
Pilar del Río, periodista y presidenta de la fundación Saramago
Manuel Rivas, escritor
Bob Pop, colaborador de TV, escritor
María Rozalen, cantante y autora
Pedro Guerra, cantautor
Antonio De la Torre, actor
Zahara, cantante y compositora
Jesús Maraña, periodista
Javier Valenzuela, periodista
Carlos Bardem, actor y escritor
Alberto San Juan, actor
Tristan Ulloa, actor
Lucia Etxevarría, escritora
Icíar Bollain, directora de cine
Pilar Bardem, actriz
Melany Olivares, actriz
Luis García Montero, escritor
Achero Mañas, director de cine
Guillem Martínez, escritor y periodista
Sergio Peris Mencheta, actor
Isaac Rosa, escritor
Manuel Gómez Pereira, cineasta
Javier Gutiérrez, actor
Benjamín Prado, escritor
Guillermo Galván, músico
Azucena Rodríguez, cineasta
Javier Gallego Crudo, periodista
Juan Diego, actor
Juan Diego Botto, actor
Alberto Amman, actor
Cristina Fallarás, periodista y escritora
Montxo Armendariz, director de cine
Puy Oria, productora de cine
Olga Rodríguez, periodista y escritora
Fernando Berlín, periodista
Rosa María Artal, periodista
Emilio Gutiérrez Caba, actor
Rosana Torres, periodista
Miguel Mora , periodista
Ana Pardo de Vera, periodista
Patricia Lopez, periodista
Ismael Serrano, músico
Charo Lopez, actriz
Justa Montero, activista feminista
Emma Suárez, actriz
Juan José Téllez, escritor y periodista
Santiago Auseron, músico
Pascual Serrano, periodista
José Luis Gómez, Dr de teatro y académico de la RAE
Miguel del Arco, Dr teatro
Lluís Pasqual, Dr de teatro
Miguel Rellán, actor
Pablo Messiez, dramaturgo y director
Mercedes Sampietro, actriz
Marta Sanz, escritora
Beatriz de la Gándara, productora
Juan Margallo, dramaturgo, director y actor
Juan Torres López, economista
Víctor García León, director de cine
Carlos Berzosa, economista
Petra Martínez, actriz
Chus Gutiérrez, cineasta
Gloria Muñoz, actriz
Rubén Ochandiano, actor
Fermín Cabal, dramaturgo
Chato Galante, activista
Almudena Carracedo, cineasta
Javier Ruibal, cantautor
Adoración Guaman, profesora de Derecho del trabajo
Tito Muñoz, escritor y creativo publicitario
Jonathan Pocoví, músico y autor
Alexis Díaz-Pimienta, escritor, repentista, investigador y docente
Stewart Mundini, poeta
Susana Hornos, actriz
Antonio Romera «Chipi»
Mónica Andrade, periodista
Vanessa Jiménez, periodista
Magda Mora, profesora
Pura Francisco, periodista jubilada
Steven Forti, historiador
Xose Manuel Pereiro, periodista
Marina Sáenz, catedrática y activista Trans
Pedripol, viñetista
Gorka Castillo, periodista
Rosa Pereda, periodista
Marcos Ricardo Barnatán, escritor
Amanda Andrades, periodista
Antonio Tena, catedrático
Ritama Muñoz Rojas, escritora
Javier Divisa, periodista
Emilio de la Peña, periodista
Luis Felipe torrente, periodista
Maria Jose Pastor, profesora.
Samuel y Sara Echebarria, estudiantes
Isabel Camacho, periodista
José Luis Villacañas, catedrático de Filosofía
Xandru Fernández
Pedro Olalla
Marina Lobo
Enric Bonet
Guillermo Fernández
Carmen de la Ossa, profesora
Pilar Ruiz, escritora y cineasta
Bruno Estrada, economista
Sara Illan, actriz
Paloma de Villota, productora
Cristina Andreu, cineasta
Javier Gancedo, guionista
Luis Suárez, urbanista
María Teresa Sempere López, limpiadora
Ainhoa Pernaute Pérez, periodista
Irene Crespo Cortés, periodista
Andrea Jaurrieta, directora
Teresa Font, montadora
Ana Lozano, maquilladora
Manuel Morón, actor
Pablo Zumarraga, montador de cine
Ramón Senent, equipo informativos TVE
Aitor Zumarraga, estudiante Ciencias Políticas
Gloria Zumarraga, filóloga
Mar Andreu Cuevas, educadora
Pura Francisco, periodista jubilada
Carmen Peire, escritora
Teresa Fernandez Ramos, economista
Carlos Olalla, actor
Luz Olier, actriz
Alfredo Manuel Martin Mugica, actor
Rafaela Monica GutierrezCano, actriz
Jose Pascual Hervas, actor
Pablo Telatko, trabajador Once

Hoy es 8 de febrero. Queda un mes para la gran movilización de las mujeres del 8 de marzo, una manifestación que se está planteando como el medicamento idóneo para combatir el fanatismo de ultraderecha que está reviviendo en España.



El feminismo nos ha permitido descubrir lo que había escondido debajo de las alfombras del machismo político español. Así que la manifestación del 8M llega para detener a los partidos que quieren robar las políticas de género. Y como la derecha española sigue sorda ante el movimiento que grita en el mundo, ha decido increpar a las mujeres con una nueva propuesta: que se lapide la ley del aborto, por si faltaban razones para movilizarse el día 8 de marzo.

Pero en la propuesta del PP de volver atrás en esta ley, el discurso ha sido poblado por mentiras y medias verdades. Dice Casado que «hay que tener más niños» y que por eso es mejor la ley de 1985, que «tuvo más consenso». Pero es falso, nunca lo tuvo. Además los datos no dicen que se aborte más desde la ley Zapatero, sino mucho menos… (sigue en el vídeo)

Reconozcamos que resulta inverosimil que Donald Trump o Bolsonaro estén en pleno arrebato humanitario o democrático y preguntémonos por un segundo esto: ¿qué quiere EE.UU de Venezuela?


Dicen los expertos, que probablemente no hay solo un objetivo. Que EE.UU. persigue un gobierno amigo en la región. Pero a nosotros nos hace desconfiar que John Bolton el asesor de seguridad de Trump dijese la semana pasada que “habrá gran diferencia para la economía de los EE.UU. si pueden tener empresas petroleras estadounidenses invirtiendo de verdad y produciendo petroleo en Venezuela». Así que ¿Qué quiere EE.UU de Venezuela?.

Por si hace falta más contexto. Fijaos en algunos de los datos que aporta la politóloga Nazanin Armanian en publico.es :

– Venezuela es el dueño del 24% de las reservas de la OPEP, unos 301.000 millones de barriles, por encima de Arabia Saudí que posee el 21%

– Venezuela posee la reserva de oro más grande del mundo, (y diamantes, hierro, cobre, aluminio, la bauxita, coltán, uranio, gas…

– EE.UU. podría además tener la tentación de impedir por allí la expansión de intereses de China y Rusia en Venezuela: Ya lo advirtió Rex Tillerson: Hay “excesivos lazos económicos de la región con China”, país que es el mayor acreedor de Venezuela. Por no hablar del otro aliado, de Rusia, que también tiene acuerdos de cooperación militar con Venezuela, y también acuerdos culturales y económicos con Venezuela. Ahí en el corazón de latinoamérica.

– Por otra parte, EEUU no tiene tampoco mucho interés en que salga adelante el proyecto de integración económica del MERCOSUR, ni tampoco el Tratado de Comercio de los Pueblos, ALBA, alternativa al tratado de libre comercio de ALCA promovido por EE.UU.; Por otro lado, podría resultarle interesante también la idea de desmantelar el Petrocaribe (la iniciativa de Venezuela lanzada en 2005 para suministrar 100.000 barriles de petróleo diarios a los países de la región en condiciones de pago preferencial)

– También podría tener interés EEUU en Evitar más golpes al Petrodólar: Venezuela ya comercializa su petróleo en yuan, rublo, en euros y también en la rupia de la India. La desdolarización del comercio mundial debilita la hegemonía financiera de EEUU.

-Además EEUU podría estar interesado en Impedir la expansión/la presencia de Irán en Venezuela pues ambos paises siguen manteniendo alianza estratégica.

Así que llamadnos desconfiados pero, como veis, si alguien tiene la tentación de creerse el impulso humanitario de Trump o Bolsónaro es mejor que se pregunte ¿Qué puede querer EE.UU de Venezuela? Porque como dijo Galeano: las riquezas naturales serán la maldicion de los pueblos.

Buenos días señor Macron, buenos días señor Manuel Valls.

No les han hecho caso. Sus socios de Ciudadanos van a gobernar en el sur de España gracias a la ultraderecha. Y les va a costar mucho a ustedes convencernos de que por algún tipo de realismo mágico un partido ultra les está regalando el apoyo parlamentario que necesitaban. (pulsa en el centro de la imagen para ver el editorial del vídeo)

https://twitter.com/radiocable/status/1083266923150954496


Ya sabemos que el otro socio, el PP, reconoce abiertamente su parte del acuerdo y de hecho han pactado frente a las cámaras con la ultraderecha por ejemplo para blindar la educación segregada por sexos, el punto quince del acuerdo, también quieren perseguir más a la inmigración desesperada que ellos llaman irregular , el punto 27 y el 28 del acuerdo, y también en materias como lucha contra el aborto, al que se refieren con el punto 20, y en otras como defender el maltrato a los animales -que se camufla detrás de la tauromaquia y la caza, en el punto 34 y el 36, y que en España estaba ya de capa caída.

Pueden ustedes intentar convencernos de que todo esto está sucediendo al margen de ciudadanos, pero insisto en que nos va a costar mucho creerles. Porque resulta que ciudadanos va a estar en la coalición de ese gobierno, no es que vaya a participar como un simple espectador, es que necesariamente será parte activa del cumplimiento de la agenda que la ultraderecha ha puesto sobre la mesa para regalar sus votos.
También pueden intentar convencernos de que bueno son de extrema derecha, pero no tanto. Aunque después de que ayer ese partido ultra colocase encima de la mesa un documento donde se hablaba de luchar contra los derechos de las mujeres y contra los derechos de los homosexuales, va a resultarnos difícil creerles.

Así que en lugar de haber optado por el cordón sanitario para impedir el avance de la extrema derecha van a terminar abriéndoles las puertas de la legitimidad. Y algunos nos preguntamos qué pensarían sus abuelos de la resistencia. Se lo digo yo: se sentirían solos y se sentirían traicionados.

¿Sabes por qué no tienes que contestar a los perfiles ultras en Twitter, Facebook y otras redes sociales? Porque el algoritmo da más visibilidad a las interactuaciones de manera que provocarte sale muy rentable a los seguidores ultras: para que hables con ellos, para que les contestes, para conseguir retuits.

Hoy vamos hablar de esto en el programa de radio La Cafetera, porque existe un debate muy intenso sobre cómo debemos enfrentar la aparición de estos partidos políticos extremistas. Y hemos extraído algunas lecciones de otros países.

Algunos partidos políticos están creciendo gracias al impulso de la redes sociales, de las fakenews, incluso enfrentándose o siendo ignorados por los medios de comunicación tradicionales. Lo hemos visto con Trump, con Bolsonaro… Y ya conocemos algunas de las razones por las que han conseguido tanta visibilidad: por un manejo muy eficaz de las redes sociales.

Resulta que los algoritmos de estas plataformas generalmente destacan más aquellas publicaciones que han recibido mucha interactuación. Así que hay gente que se ha especializado en provocarte una reacción para que tú interactúes y de esa forma hacer más visible su perfil. Recuerda que Si le rebates No solamente pierdes el tiempo, también Le haces ganar visibilidad.



Porque algunos han aprendido que la mejor forma de volverse virales es provocar indignando e incordiando a sus rivales. Es una estrategia pura de provocación que nace en los propios mítines eligiendo temas conflictivos del debate y que se extiende después a la redes sociales . Por eso los expertos recomiendan que no compartas sus vídeos, que no menciones sus perfiles,Que no contestes a sus seguidores.

Es verdad que no es fácil. El psicólogo James A. Rusell descubrió con su estudio de las emociones: que la ira, y la excitación, son las dos emociones que más nos invitan a actuar, así que debes sobreponerte. Porque como explica el experto Hugo Sáez , plataformas como Facebook han sido conscientes de esta realidad desde hace años y lo han convertido en el centro de su negocio. Cuanta más atención consiguen de nosotros, más dinero ingresan ellos. Porque necesitan que la gente interactue con el contenido lo máximo posible: a más tiempo en la plataforma, más ingresos por publicidad.

La Compañía Facebook ya ha prometido que va a introducir medidas para combatir esto, aunque tendremos que esperar a verlo. Y Mientras tanto los radicales hacen de Internet su campo de batalla gracias a la ira que despiertan sus provocaciones. Así que mantenéis despiertos y con el botón de block siempre bien preparado, para aislar socialmente sus discursos de odio.

Hoy hablaremos de esto en el programa la cafetera y hablaremos con la investigadora Mari Luz Congosto sobre la propagación de mensajes en twitter.

«El juez dictó orden de detención contra el actor Willy Toledo. Y lo hizo por no presentarse a declarar en dos ocasiones después de haber sido denunciado por unos abogados cristianos, tras «Cagarse en Dios» públicamente, entre otras cosas…»

«…El asunto Fue Trending Topic varias horas y despertó el enfado y las ironías de decenas de personas en las redes sociales. Hubo quien dijo «Dicen los Abogados Cristianos que cuando acaben con lo de Willy Toledo se ponen con los abusos de curas», y también había quien se preguntaba por qué Willy Toledo era denunciado por estos abogados, habida cuenta de que nunca se cagó en ellos, y se preguntaban por qué el juez no citaba a declarar directamente al aludido, a ver si realmente estaba ofendido.

En el sainete Patrio, también se discutió mucho sobre la naturaleza de la orden judicial: «No dictan orden de detención por sus palabras, sino por no personarse ante el juez» intentaban explicar algunos internautas.Pero no es del todo verdad. El problema está en la raíz : El juez jamás debió permitir una investigación contra Willy Toledo y por tanto nunca debió ser llamado a declarar por tal asunto, y lo otro no es mas que una consecuencia de un problema que de raiz es grotesco…»

(Editorial de hoy en el programa La Cafetera )

IMG_9534 IMG_E9216 IMG_9650 IMG_9649 IMG_9641 IMG_9635 IMG_9543 IMG_9305 IMG_9345
<
>
El año pasado cambió el rumbo de mi vida. He pasado los últimos 20 hablando de política en la radio y la televisión y pensando que hacía algo importante. Hasta que la vida me dijo que me estaba equivocando. Por eso he empezado a viajar. A viajar hacia dentro y también hacia fuera. Ahora pretendo encontrar lugares especiales.

linea

En este viaje hemos remontado el río Charente (Francia), en los barcos de Leboat . Casas flotantes equipadas con cocina, baño, ducha, agua caliente, dormitorios amplios e incluso wifi y aire acondicionado.

Las hay pequeñas, para viajar en pareja, o como esta, de catorce metros, y en la que se pueden acomodar seis personas. Su manejo no requiere de experiencia previa, ni título alguno. Y los precios están al alcance de cualquiera (desde 400 euros a 2.800 eur. la semana aprox., dependiendo del tamaño del barco, el trayecto y la temporada).

En este barco hemos sorteado esclusas, atravesado bosques y visitado las villas y casonas medievales de Cognac. También paseamos en bicicleta y compramos queso y vino que cenamos en la cubierta, amarrados en el corazón del río, en pleno bosque. Ha sido un viaje que no imaginé que se pudiera hacer hoy día, y mucho menos en Europa.

linea

El día que llegamos a Jarnac nos recibió un tipo delgado, no muy alto y de pelo simpáticamente desgarbado. Yo andaba preocupado por el barco y por el idioma. Se me hacía dura la idea de tener que aprender a manejar un barco así de grande y sin tener la más remota idea de francés…ni de navegación. Pero Fabién era un tipo amable, que hablaba algo de español, y que rellenaba las lagunas del idioma asomando una sonrisa.  A todo decía no importa y, con las manos, no pasa nada.

Fue la persona que nos explicó el manejo del barco,  nos hizo entrega del cabo y se despidió. Fue uno de los actos de confianza más generosos que ha visto la sociedad occidental. Catorce metros de confianza, para ser exactos, en un lugar lleno de esclusas.  Y allí estábamos, de pie, despidiéndonos de Fabién , sosteniendo un cabo en la mano y dejándonos llevar por la corriente.

 

 

 

Navegar el río Charente ha sido una experiencia maravillosa. Por una parte, es una actividad muy organizada -puedes incluso recibir asistencia en furgoneta si tienes dificultades con el barco- pero va acompañada de una sensación permanente de estar navegando un lugar inexplorado, incluso a sabiendas de que hace siglos que no es así.

Nos habían contado que Charente fue, en la Edad Media, una importante vía comercial que conectaba la costa Atlántica con el interior de Francia. Según parece, las embarcaciones remontaban el río llevando de un lugar a otro la sal producida en Aunis y Saintonge. También transportaban el coñac y los cañones reales o las piedras de las canteras de Saint-Même-les-Carrières. El río fue utilizado desde tiempos inmemoriales como vía de comunicación, incluso en la época galo-romana.

Tiene 170 km navegables y ha convertido el turismo fluvial en uno de sus atractivos. Lo habíamos elegido porque permite el baño, no hay demasiadas esclusas y navegar por aquí no precisa de mucha habilidad. Pudimos comprobarlo nosotros mismos. El barco se maniobraba de forma sencilla gracias a los dos pequeños propulsores de la proa que facilitaban los acercamientos a los embarcaderos.

Nosotros, los optimistas del 1%

Es verdad que tuvimos algo de suerte. La suerte del 1%, -le llamamos- porque hizo un tiempo extraordinario durante toda la semana. Y acertamos eligiendo un barco con toldo, -si vas a viajar en primavera o verano ni lo dudes: el sol en cubierta cae fuerte y aunque teníamos que plegarlo cada vez que atravesábamos un puente, es muy conveniente llevarlo.

Habíamos estado cerca de cancelar este viaje porque las previsiones anunciaban lluvias y las de los últimos días habían desbordado el río. Pero nos pareció una buena idea, en todo caso, visitar la región y si se daba mal y llovía mucho, utilizar el barco como alojamiento, aunque no se pudiera navegar. Por otra parte, se anunciaba el cierre del río «con un 99% de posibilidades» pero… ¿ por qué no íbamos a ser nosotros los del 1% ? Y así fue. Cinco días de radiante sol. La suerte de los optimistas. El 1% .

 

 

Las noches fueron muy agradables. La más impactante fue la primera porque estábamos recién instalados y porque la pasamos junto a un bosque muy cerrado. Se nos había hecho tarde navegando y hubo que improvisar un amarre en el corazón del río. El embarcadero más cercano en la carta de navegación -siempre tenéis que llevarla a la vista, nos había dicho Fabién- estaba ocupado cuando llegamos. Así que pasamos de largo y cuando cayó la noche, tuvimos que orientar el barco a contracorriente mientras lo atábamos a un grupo de árboles fuertes.

Por suerte llevábamos una mosquitera en la mochila. El bosque murmuraba en Charente y desprendía un vivo olor a naturaleza mojada y algunos mosquitos se acercaron a cenar con nosotros.

Hubo un momento en el que me descubrí sentado en la cubierta, en medio de la oscuridad, anotando cosas para este texto y la única luz que había en kilómetros a la redonda parecía ser la de la pantalla de mi teléfono móvil. Únicamente se reflejaba el brillo de las estrellas sobre el río que se movía silencioso. Abajo, en el interior del barco, resonaba la radio y borboteaba una olla sobre el fuego.

Para nuestra tranquilidad improvisamos una alarma. Colocamos una olla sobre la mesa del salón con una cuerda que atravesaba el barco y que quedaba fijada a una rama en el exterior. Así, en caso de que el barco se soltase accidentalmente en mitad de la noche, estaba asegurado el estruendo de la orquesta. Alguien se despertaría. No parecía recomendable andar a la deriva con la noche cerrada y con una esa corriente.

Jarnac fue tanto el punto de partida, como el destino donde teníamos que devolver el barco. Allí tiene la base Leboat y es el lugar de nacimiento de Francoise Mitterrand -su residencia se encuentra abierta al público y se pueden encontrar algunos de los obsequios que recibió de personalidades internacionales y de jefes de Estado.

También visitamos Coñac. Esta región es conocida mundialmente por la producción de la bebida. El pueblo del que toma su nombre fue lugar de destilerías de alcohol que hoy están abiertas a las visitas. En nuestra parada aprovechamos para comprar algo de embutido y unas cervezas, y nos sentamos a comer en un parque y a observar a la gente. Las fachadas de piedra de Cognac están atravesadas por vigas de madera rústicas y los tejados que nos rodeaban aparecían cubiertos por un terciopelo negro producto del hongo que se alimenta de los vapores que emanan del alcohol…

Chaniers y Rochefort son otras de las visitas obligadas. Durante todo el trayecto nos acompañaron las numerosas casonas, las abadías y los castillos renacentistas que convierten las orillas en verdaderos cuadros. Llevábamos, además, bicicletas a bordo para poder curiosear por los caminos que flanquean el río y nos detuvimos en diversos embarcaderos. En uno de ellos alguien había dejado una cuerda amarrada a los árboles que se inclinan hacia el río, a modo de columpio, y la utilizamos como niños durante el atardecer. Un planazo.

 

 

Los desniveles del cauce se salvan gracias a las esclusas. Se trata de unas represas de grandes portones donde hay que introducir el barco para igualar, entre unos tramos y otros, la altura del agua. Se abren a mano. Basta con dos personas para hacerlo. Mientras una desciende del barco y amarra la embarcación, otra puede mantenerlo correctamente orientado a golpe de motor. Se abren girando unas colosales ruedas de metal.

En algunas de las esclusas encontramos «escluseros» que te hacían el trabajo, aunque todavía no sabría decir si lo hacen gratuitamente. Pero no os preocupéis. Se quedaron con un buen recuerdo de los españoles. Como no nos atrevimos a preguntar, soltamos el primer billete que encontramos, de forma que el resto de barcos aceptó de buen grado la generosidad española y fueron pasando sonrientes y saludándonos con la mano.

Pero, aún haciéndolo uno mismo, lo de las esclusas termina resultando una actividad entretenida y desde luego puede hacer que los niños -si viajas con ellos- se entretengan mucho.

Porque en efecto, este es un viaje adecuado para todo el mundo. Nos cruzamos con parejas y con familias enteras que embarcaban tras pasear en bicicleta, e incluso con un grupo de amigos, ya ancianos, a quienes ayudamos a levantar las esclusas.

 

Descubrimos pronto que la generosidad de Fabien, entregándonos la casa flotante, no era ciega; los barcos son aptos para que cualquiera los gobierne, incluso el más torpe, si va con cuidado. Están rodeados por numerosas gomas, que absorben los impactos. Y en toda aquella semana apenas llegamos a rozarlo. Los accidentes son raros, según nos dijo Fabien -supongo que más por miedo que por habilidad. Pero además este río es lo suficientemente ancho como para cruzarte con otros barcos sin riesgo alguno de chocar con ellos.

En todo caso, nosotros no nos cruzamos con muchos, aunque también ayudó el hecho de que elegimos el mes de junio para viajar, y esa no es la temporada más alta -nos pareció una excelente idea elegir una temporada en la que no hubiera mucho turismo.

En fin. Se trata de una experiencia adecuada para todo el mundo. Adecuada para quien quiera conocer esta región de la campiña francesa y sus pueblos o para quien persiga adentrarse en las profundidades de un río maravilloso de bosques habitados por casonas renacentistas. El viaje nos ha dejado algunas estampas maravillosas en la memoria. Creo que va a ser difícil de mejorar. Gracias Emily, Gracias Fabián por vuestra ayuda. Ha sido el viaje definitivo…por el momento.

 

 

___________________________________________________________________

Este reportaje ha sido producido gracias a la colaboración de www.leboat.es
___________________________________________________________________