BLOG

Fernando Berlín, el autor de este blog, es director de radiocable.com y participa en diversos medios de comunicación españoles.¿Quien soy?english edition.

Carlos Barra en la Fundación Sistema:

[…] ¿Alguien en su sano juicio puede creer responde a la verdad, la afirmación de que ningún madrileño espera más de 30 días para ser intervenido quirúrgicamente? Solamente el obligado respeto a la confidencialidad de los datos clínicos, impide relacionar centenares de personas que esperan hoy mucho más de ese tiempo para ser intervenidos. Por tanto esa afirmación es falsa.

¿Piensa la Sra Aguirre que los profesionales sanitarios no sabemos que hoy es una falacia afirmar que podamos consultar las historias clínicas de los pacientes en toda la red hospitalaria y centros de salud de la región? […] Respecto a la apertura de nuevos Centros de Salud y dado el número de ellos que el programa indica (más de 70), no se sabe si se refieren, a los abiertos desde que el PP es el responsable de la gestión sanitaria en la Comunidad de Madrid (1996-2011), a los reformados o aquéllos que han sustituido a otros ya funcionantes. Lo cierto es que la promesa electoral del PP en 2007 de construir cincuenta nuevos Centros de Salud se ha incumplido de manera clamorosa a pesar de utilizar recursos de manera un tanto anómala (utilizando dinero del Plan E. del Gobierno de Zapatero) […]

los nuevos hospitales puestos en marcha en la legislatura que ahora acaba. No considero necesario repetir argumentos ya expuestos en otras ocasiones, respecto a la hipoteca que su elevado coste ha supuesto para el futuro y sostenibilidad de nuestro sistema sanitario público. Resaltar además que no han solucionado los problemas que los madrileños tenían en el campo de la Atención Especializada. Hoy las demoras para consultas de especialidades y pruebas diagnósticas no sólo no se han reducido sino que se han incrementado. Si a lo anterior añadimos la petición de las concesionarias de esos hospitales, pidiendo más dinero al Gobierno Regional para evitar un posible colapso, puede afirmarse que el negocio ha sido ruinoso para los madrileños, que van percibiendo ahora la absoluta falta de planificación que presidió todo el proceso de ubicación y adjudicación de dichos hospitales y que únicamente tenían como objetivo el desembarco del sector privado en el sistema sanitario público. Concluyendo: en el apartado logros conseguidos, el programa, siendo prudente, es más una enumeración de deseos no realizados que una realidad tangible.

Se acerca una enfermera a la cama y me susurra: «la que se ha liado»…

El pasado viernes publiqué en el blog el post titulado «El hedor de la Sanidad Pública de Aguirre«. El post ha tenido consecuencias imprevistas.

La primera: el gerente del hospital llamó a los encargados y pidió revisiones de fontanería en los cuartos de baño. Me lo contó una enfermera, sonriendo, cómplice. Incluso el domingo nos entregaron dos toallas, «una para el suelo si uno se ducha, y otra para secarse», así que no ha sido necesario poner de nuevo la sábana sucia en el suelo del baño.

Lo que es una lástima es que el gerente no se hubiera paseado antes por sus instalaciones para comprobar el estado en que las tiene.

Dicho lo cual, el problema, como ya dije, no es el personal, y probablemente ni siquiera la gerencia, sino la filosofía. Aguirre está asfixiando la sanidad pública, porque por su mente circula la idea de que supone un alto gasto para la administración. Y no es el único problema que está provocando su modelo sanitario.

No se trata lógicamente de disponer de una toalla más, y ni siquiera es un problema estético de abandono y antigüedad de las instalaciones: es un problema sanitario pues de las tuberias sigue emanando un fuerte olor a putrefacción.
Lo que está claro es que, en campaña electoral, el tema escuece especialmente. Momento ideal por tanto, para conseguir que cambien algunas cosas. Digo que escuece porque tras publicar el post me llamó al teléfono móvil un tipo de la consejería de salud de la comunidad de Madrid.

No me pareció el momento más oportuno pues yo sigo ingresado y tengo la mente para pocas propagandas pero acepté hablar con él. Me envió por email datos de un plan de inversión de la CAM para arreglar baños y habitaciones de varios hospitales, entre ellos La Princesa, en el que me encuentro. Un chiste. El grueso de la nota dice así:

La Comunidad destina 11 millones de euros a 175 obras de reforma en 21 hospitales públicos

· Se pretende así mejorar los centros adecuándolos a las necesidades de los ciudadanos
· Se harán reformas en 227 habitaciones y en 222 baños

Ya. Se van a hacer reformas en 227 habitaciones en toda la Comunidad de Madrid. Teniendo en cuenta que solo en mi hospital hay más de 500 habitaciones ¿que porcentaje de arreglos tocan a nuestro hospital? y ¿qué pasará con las otras en este y el resto de hospitales?

No, esto no se resuelve con notas de prensa. Se resuelve entendiendo que la Sanidad Pública es un bien que tenemos proteger. Porque como decía en el otro post, hoy he sido yo el que ha estado ingresado, mañana puedes ser tu, pero ten por seguro que tus padres o abuelos lo estarán también, ¿son estas las condiciones que quieres para ellos?

Tenía la fiebre altísima y muchos temblores y por eso apenas me di cuenta del estado en el que estaba la sala donde me atendieron en urgencias.

Recuerdo ahora, una cortina descolgada, con un gran manchón de lo que seguramente un dia fue sangre, que separaba malamente una zona de la otra. Reparé, eso sí, en que las papeleras estaban rebosantes de restos de comida y de otras basuras dejadas por los pacientes y los acompañantes. Entré de urgencias en el hospital La Princesa de Madrid sobre las 10 de la noche del domingo. No me condujeron a la habitación hasta las cinco de la mañana. Todavía sigo aquí.

Fue el preludio de lo que ví despues. Es la degradación a la que está sometiendo el PP de Esperanza Aguirre a la sanidad pública.

El plato de ducha que compartíamos hasta ayer mi compañero de habitación (meningitis) y yo (infección de riñón). La enfermera nos indicó que sólo lo usáramos poniendo las sábanas del día anterior para que no filtrase el agua. El hedor que rezuman las cañerías ni lo describo.

¿Cómo es posible que hayamos llegado a esto?  El desprecio de los responsables del PP por la sanidad pública ha ido degrandando poco a poco el servicio. Es evidente que pronto, los ciudadanos, empezarán a abandonar el modelo para contratar seguros privados y mientras tanto estaremos dejando a nuestros padres, a nuestros abuelos y a la gente más débil en unos agujeros infectos.
Dejadme que os cuente cosas.

Llegué a la habitación sobre las 5 de la mañana. Apenas la ví bien. Sí percibí  sin embargo un fuerte hedor que salía del cuarto de baño. Es inexplicable que si un aparato de aire acondicionado tiene obligadas revisiones para evitar la Legionella, se permita que el desagüe de las habitaciones de un hospital rezumen los olores más fétidos y de procedencia desconocida. No se qué otros pacientes están en ese hospital usando los baños pero mi compañero de habitación presentaba un cuadro de meningitis, yo de infección en el riñón, y el nuevo inquilino de la habitación sufre problemas de drogodependencia -yo fuí trasladado el miércoles, a otra habitación similar pero en mi área de enfermendades- .

Alcachofa de la ducha de la habitación del hospital. Observad la manguera, rota, de aluminio con bordes cortantes. El baño lo compartimos primero mi compañero (meningitis) y yo (infección de riñón) , luego cuando me desplazaron, ocupó mi lugar un drogodependiente.

 La denuncia que hago en este momento no es en absoluto extensiva al cuerpo médico y a las enfermeras-os. No tengo ninguna queja sobre el trato profesional que he recibido, a pesar de la saturación y la falta de personal -casi 7 horas en urgencias-. De hecho es infame, e impropio de las personas de bien que enviemos a nuestros médicos a luchar contra las enfermedades de nuestros seres queridos en estas condiciones.

 

El techo del baño es bajo. Sobre el retrete hay una rejilla. Las cosas que cuelgan son pelusas que crecen allí, desbordantes.

He denunciado en mi blog, otras veces, la estrategia sanitaria del PP. Pero sólo cuando vives en primera persona un acontecimiento de esta naturaleza te das cuenta del verdadero estado de degradación en el que ha dejado esa ideología a la Sanidad.

Pero no creais que nadie se avergüenza, Isabel Pérez-Espinosa la candidata del PP por Asturias ha dicho que quiere exportar el modelo sanitario de Aguirre a su comunidad, si llega a gobernar.

Si seguimos consintiendo que la Sanidad pública se degrade así, el día que nos queramos dar cuenta será tarde. Por eso pido de corazón que difundáis este post todo lo posible. Hoy he sido yo, mañana puedes ser tu, pero ten por seguro que la mayor parte de nuestros padres y abuelos tendrán que pasar alguna vez por este o por sitios como este.

Hoy comienza la campaña electoral ¿de verdad vas a permitir que esto les siga pasando?


El retrete está fijado al suelo con una mezcla de silicona, cemento y una pasta de suciedad acumulada indescriptible

Parecía que se había terminado, pero no. El aparato del partido popular sigue a disposición del ataque contra la periodista Ana Pastor y la dirección de TVE. Si ayer el PP enviaba una nota de prensa insistiendo en las palabras de Cospedal, hoy son los responsables de la cuenta del partido en twitter los que siguen la ofensiva.

No es nuevo: Al PP no le gusta una televisión pública que no sirva a su propaganda.

Pero las denuncias del PP son infundadas, como han  defendido hoy en sus columnas periodistas de La Razón, El Mundo, El Pais, Público, ABC y otros tantos profesionales. Entre ellos hoy, en radiocable.com, el Presidente de la Asociación de Corresponsales de prensa extranjera, Ramon Darío Molinary, para quien el PP está tratando de intimidar a TVE de forma ofensiva.

Porque salta a la vista. TVE es más independiente de lo que lo ha sido nunca. Desde que se aprobó la Ley -propuesta por el gobierno de Zapatero- al Presidente de la corporación ya no lo nombra el gobierno sino el Parlamento. Es más, la propia redacción elige democraticamente a sus representantes para evitar injerencias y manipulaciones políticas.

Según la última encuesta del CIS, los españoles creen que la mejor información la produce TVE. En esa misma encuesta, los españoles afirman que el problema que más les preocupa es el paro, así que no se puede decir que se plantease como una hagiografía para el gobierno.

Y no solamente es una percepción ciudadana. Según los datos aportados por la propia corporación al Congreso de los Diputados, en esta última etapa la presencia del gobierno ha bajado 10 puntos en los informativos mientras que la presencia de la oposición ha subido más de un 50%.

¿Cual es entonces el problema? Como bien dijo Cospedal, el problema es que al PP le gustaría que «su campaña» contra TVE tuviera más y mayor acogida en la prensa. Porque el PP quiere aparecer como una víctima y quiere unos medios de comunicación obedientes, que respondan a sus intereses, que recojan sus denuncias -infundadas o no, destacadas o no-. Es decir, no quieren periodistas, sino publicistas.

Y tienen suerte, porque si vivieran en un país anglosajón la prensa libre se los habría devorado ya.

Una última cosa. El martes Esperanza Aguirre llamaba machista a Tomás Gómez porque había aludido a su marido en un cartel que decía «adiós Condesa». Sin embargo el PP se pasó ayer el día filtrando a la prensa las relaciones familiares de Ana Pastor tratando de encontrar algún interés turbio en la forma en la que hace las entrevistas, -todas las entrevistas.

No imaginaba yo que Cospedal tuviera que recurrir a artimañanas tan deplorables para que se hable de su campaña.

 

Cuando un jugador increpa al árbitro no lo hace para cambiar su decisión sino para mantenerle atemorizado la próxima vez que decida tocar el silbato.

Maria Dolores de Cospedal ha dicho esta mañana que a su partido no le gusta la televisión pública que hace TVE. Lo ha hecho como hace estas cosas el PP, desde una posición incoherente (no hay mas que ver las televisiones en las Comunidades que gobiernan) y con una falta de estilo impropia de un líder político.

Sí, al PP se le recuerda en efecto por la imparcialidad que impuso en televisión española… y en tantas otras.

Con su crítica Cospedal anuncia varias cosas: Anuncia lo que hará si gobierna (desde un despacho en Madrid) en Castilla La Mancha, pero no solo eso. También anuncia la purga que llevará a cabo el PP en los medios de comunicación si Mariano Rajoy gobierna el país, y por último, pero más inmediato, Cospedal lanza un aviso a navegantes para tener a los trabajadores de televisión española atenazados por el miedo hasta entonces ¡Queremos lo que es nuestro! -viene a decir.

Cospedal, ha elegido Los Desayunos de TVE, frente a Ana Pastor, para lanzar la acusación; Es como la invitada a cenar en navidad que insulta al cocinero porque el pavo le parece frio, porque el árbol está colocado en un lugar que no le convence y porque el postre es demasiado dulce para su paladar. Un tipo de personajes que terminan siempre la cena encendiendo un cigarrillo negro, se fume o no en esa casa, y sirviéndose un whiski.

¡Que mal se cena en esta casa!, son capaces de decir. -No como las cenas que yo preparo, ¿verdad Mariano?

Encantador.

No, no hace falta que nos hagamos una foto esta noche frente a la mesa. Usted ya se ha retratado sola.

Ayer por la tarde, por casualidad, aterricé en uno de esos canales de la TDT que tan generosamente concedió Esperanza Aguirre (Presidenta de la Comunidad de Madrid).

 Uno de los canales que optó al «concurso público» , que ganó, porque los técnicos consideraron que ofrecía «pluralidad de la oferta informativa, la viabilidad económica de los proyectos, la creación de empleo o la contribución al desarrollo tecnológico de la Comunidad»

 Bien. Pues ayer Intereconomía, haciendo gala de todos y cada uno de esos atributos, retransmitía un acto litúrgico desde el Valle de los Caídos.

 Y resulta que la cosa no es nueva. Todos los domingos lo hace.

 

 

Para los extranjeros que leen este blog les indicamos que Francisco Franco ordenó la construcción del Valle de los Caidos. El dictador está enterrado allí junto con José Antonio Primo de Rivera, fundador del partido Falange Española.

Imaginen un paralelismo similar en Alemania.

 Rajoy, que ya entonces apuntaba maneras, salió escurriendo el bulto y señalando a los jueces cuando se escapó Jose Ternera. Lo hizo como sabe él, tirando balones fuera, eludiendo cualquier posible responsabilidad:

«…corresponde a ‘otros órganos, y no al Ejecutivo, tomar decisiones sobre este asunto’, en alusión al Poder Judicial. Pero, en todo caso, insistió en dejar a salvo la responsabilidad del Ministerio del Interior en este caso porque ‘el Gobierno no puede vigilar a las personas si no es con una autorización judicial, porque de lo contrario cometería una actividad delictiva’. (El Pais, 16/11/2002)

Deduzco que si la culpa fue de los jueces no sería porque había una oculta negociación con eta ¿no? ¿o sí?

Ahora, sin embargo, a Maria Dolores de Cospedal le parece lógico que se ponga vigilancia policial a Troitiño. Pero ¿si entonces era ilegal, no lo es también ahora? ains.

¿Os acordais del efecto 2000? Seguro que sí, porque España reaccionó de forma especialmente sensible, atemorizada, frente al caos que parecía que iba a provocar.

Pepe Cervera recogió por entonces algunos de esos apocalípticos anuncios que se nos estaban haciendo llegar:

«Expertos en aviación están recomendando que se evite volar el 31 de diciembre de 1999; al menos en determinados países. Hay quien dice que los sistemas financieros mundiales van a desplomarse, y nuestras cuentas corrientes, fondos de inversión y nóminas con ellos; un economista estadounidense de mucho relumbrón, el Dr. Yardeni, anuncia nada menos que una recesión mundial a plazo fijo: una caída de casi dos puntos del PIB estadounidense. Y eso no es lo peor: han circulado rumores sobre la idoneidad de los ordenadores de control de las centrales nucleares, en especial las exsoviéticas, de los misiles intercontinentales, de refinerías y plantas químicas…[…] Los gobiernos, la banca y diversas industrias invierten billones en prepararse, pero nadie está completamente seguro de lo que ocurrirá».

Y aquella noche de fin de año no ocurrió nada. «Quizá todo ello no ha sido más que una invención de los vendedores de ordenadores, para así obligar a renovar estos aparatos tecnológicos. Una auténtica tomadura de pelo colectiva»- escribió un enfadado lector en EL PAIS.

Algunos, después, atribuyeron la psicosis española a nuestra ignorancia tecnológica, a nuestra ingenuidad ante el fraude, etc… Pero no todas las conclusiones fueron las mismas. En efecto, como argumentaba el lector en su carta al director, en España, más que en otros países europeos, se produjo una enorme renovación del parque informático.

Luis Martín, un ejecutivo de Microsoft España, me explicó recientemente que gracias a eso nos colocamos en un espacio de modernización muy similar al europeo. Las consecuencias en terminos de desarrollo, competitividad y formación tecnológica son muy positivas gracias a esa espasmódica modernización de nuestra tecnología. De lo contrario, y conociendo a los españoles, seguiríamos operando con calculadoras e impresoras matriciales.

Hace unos días, una importante personalidad de la banca aludió precisamente a ese efecto 2000 que modernizó nuestros ordenadores y me hizo un paralelismo con el mercado laboral español:

«Hoy -dijo- las circunstancias parecen muy adversas, pero dentro de unos años veremos como ha obligado a los trabajadores a buscar recursos de formación, a emprender sus propios proyectos, a estudiar idiomas, gracias a las circunstancias tan complicadas que estamos viviendo. Algún día -dijo- podremos comparar la situación de un trabajador europeo con uno español y veremos que estamos más adaptados y reaccionamos con mayor agilidad ante el mundo que llega»