El diario británico revela en un artículo que segun unos archivos de inteligencia secretos que ahora han sido desclasificados, Gran Bretaña pagó millones de libras en sobornos a líderes militares y políticos en España, incluyendo al hermano de Franco, para asegurar su neutralidad durante el conflicto bélico.

ACTUALIZACI?N: The Guardian también se hace eco de la historia y dice que el MI6 pagó una cantidades que hoy equivaldrían a 200 millones de dólares y que en la operación estuvo involucrado de lleno el entonces embajador británico en Madrid Samuel Hoare.

Franco
(Foto: Flickr/Ieluisvelez)

El Daily Telegraph explica: “Unos 10 millones de dólares se pagaron sólo a un agente doble para que los distribuyera entre cinco personas clave, entre las cuales estaba el hermano del general Franco, Nicolás, con la esperanza de que España no entrase en el conflicto. Pero a pesar del dinero, los oficiales de inteligencia sospecharon más tarde que Franco ordenó a sus oficiales que pasaran secretos a los alemanes.”

Añade: “Los sobornos efectivos también provocaron una disputa con EE.UU. cuando éstos congelaron el dinero previsto para los `amigos de Gran Bretaña en España´. Los 10 millones iban a ser pagados a Juan March, un contacto que había servido como agente doble para Gran Bretaña durante la Primera Guerra Mundial, de acuerdo con los documentos de inteligencia divulgados por los Archivos Nacionales.”

El artículo señala: “El plan consistía en sostener una oposición adecuada a unirse a la guerra en el bando de Alemania. Pero el plan se frustró después de que EEUU congelara una parte del dinero que estaba en un banco suizo en Nueva York. Una nota del Forign Office decía: “Cuando se congelaron sus dólares, nuestros amigos quedaron muy perturbados y sospecharon que estábamos en connivencia para interrumpir su recompensa. Esto podría tener repercusiones políticas desfavorables´.”

[Leer el artículo completo en The Daily Telegraph]

El Daily Telegraph es un diario británico fundado en 1855. Está considerado el diario conservador de referencia y suele defender posturas atlantistas y antieuropeas. Pertenece desde 2004 a los hermanos David y Frederick Barclay -considerados los dos hombres más ricos del Reino Unido en el sector de los medios y la publicidad- que también poseen la revista The Spectator y el diario escocés The Scotsman. Es el primer diario británico que creó una edición online en 1994. En marzo de 2012 su circulación fue de 576.378 ejemplares, la mayor entre los grandes rotativos británicos, excluyendo a los sensacionalistas. En mayo de 2013, uno de sus periodistas económicos más destacados publicó un controvertido artículo asegurando que España era “oficialmente insolvente” y recomendaba sacar el dinero mientras se pudiera.

Print Friendly, PDF & Email