El diario británico advierte en una columna de su editor de información económica internacional, Ambrose Evans Pritchard, advierte del peligro de que Europa se desintegre a causa del auge de los movimientos separatistas, especialmente el escocés y el catalán. Y apunta que, dada la debilidad francesa, esto derivaría en una hegemonía política alemana, con sus pros y sus contras.

El Telegraph cree que Europa se está desintegrando, al estar “cerca del punto de ruptura” dos de los reinos más grandes y antiguos -España y Reino Unido- sumidos en crisis constitucionales por los separatismos. Explica que problemas congelados durante décadas han resurgido y lo “mejor que se puede esperar”, si gana el “tribalismo” es la hegemonía política alemana, ya que los franceses están paralizados por la crisis y el colapso de la presidencia de Hollande. Pero apunta que si Alemania también sucumbe a las “fuerzas centrífugas”, dejaría a Europa sin liderazgo coherente como un “mosaico de parroquias, revolcadas en el victimismo y la decadencia” sin armas frente a una Rusia en busca de revancha.

El texto de Evans Pritchard cree que el precedente de Escocia amenaza con provocar una reacción en cadena que golpearía primero a España y después a otras naciones europeas como Bélgica, Italia, Finlandia, Hungría… Apunta que Alemania quedaría como el único gran estado europeo que sujeta la bandera… aunque advierte que, como el sur de Europa ha descubierto, Alemania tiene “pedante certeza” en que sus panaceas políticas son perfectas para Italia, España, Grecia o incluso Francia, cuando una docena de economistas con Nobel insisten en lo contrario. La UE tenía que basarse en una Alemania europea, no en una Europa alemana. El gran proyecto se basaba en la paridad entre Berlín y París, reforzado por una serie de estados cohesivos encabezados por Londres. Esto se está muriendo ante nuestros ojos.

El Daily Telegraph es un periódico británico fundado en 1855. Está considerado el diario conservador de referencia y suele defender posturas atlantistas y antieuropeas. Pertenece desde 2004 a los hermanos David y Frederick Barclay -considerados los dos hombres más ricos del Reino Unido en el sector de los medios y la publicidad- que también poseen la revista The Spectator y el diario escocés The Scotsman. Es el primer diario británico que creó una edición online en 1994. En agosto de 2013 su circulación fue de 557.536 ejemplares, la mayor entre los grandes rotativos británicos, excluyendo a los sensacionalistas. En mayo de 2013, uno de sus periodistas económicos más destacados publicó un controvertido artículo asegurando que España era “oficialmente insolvente” y recomendaba sacar el dinero mientras se pudiera.

Ambrose Evans Pritchard se incorporó al Telegraph en 1991. Ha sido corresponsal en Washington y Bruselas y en la actualidad es el editor de información económica internacional del diario. Ha escrito numerosos artículos sobre España. En octubre de 2012 se vio envuelto en una polémica cuando varios medios catalanes, entre ellos El Periódico, recogieron una supuesta afirmación suya: “La UE no ayudará a aniquilar a los catalanes”. Evans-Pritchard matizó que sus palabras habían sufrido una “traducción desafortunada”, que él se refería al movimiento independentista y a que el gobierno español estaba cometiendo un error de juicio al esperar que fuera Europa quien frenara las reivindicaciones. Y en abril de 2013 defendió: “España puede acabar con su calvario cuando quiera saliendo del euro”

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)

Print Friendly, PDF & Email